Cómo buscar trabajo en la era post Covid

buscar_trabajo_tras_pandemia

La pandemia ha cambiado no solo la forma de trabajar, también muchas empresas se plantean nuevas formas de reclutar. En pocos meses se inaugurará el retorno a la normalidad o la muy mentada “era post Covid”. Todos los dominios de la actividad se verán influidos en menor o mayor medida, ¿cómo será la búsqueda de trabajo?

Debido al confinamiento, cada vez más empresas ya implementaron procesos de selección totalmente digitales y eso hace que los candidatos deban modificar sus estrategias para conseguir el trabajo que quieren.

Ya habíamos comentado con anterioridad sobre cómo era buscar trabajo en el 2019. Y sí, la mayoría de las peticiones y envíos de currículums ya se estaban haciendo a través de la aplicación de CompuTrabajo o bien a través de las redes sociales como, por ejemplo, Facebook o LinkedIn.

Sin embargo, aunque el proceso ya era bastante digital siempre había una entrevista en persona o bien la citación para realizar algún test o prueba en las oficinas de la propia empresa.

Ahora, a nivel mundial, el 36% de las empresas pasarán a tener procesos de selección 100% digitales. La tendencia es clara: las organizaciones están usando la tecnología a su alcance para reducir el contacto y realizar el reclutamiento a distancia.

Los seleccionados durante la pandemia

Durante los últimos meses, las personas que han encontrado un nuevo trabajo han pasado por procesos de selección poco habituales hasta el momento.

Han postulado a través de los portales de empleo, han respondido test online para validar datos, han pasado por entrevistas telefónicas y por videoconferencia.

Por primera vez fueron muchos los candidatos enfrentados a la dificultad de usar una cámara para hacer una entrevista de trabajo y responder una batería de preguntas para poder obtener el cargo.

En CompuTrabajo ya veníamos alentando este sistema. En el artículo “Entrevista de trabajo en video ¡sin problema!“, puedes ver todos los consejos que te damos para enfrentarte a este reto con total confianza.

Algunos de estos candidatos lograron obtener su empleo y comenzaron a trabajar sin conocer en persona al equipo. Todo esto a distancia, con un proceso de bienvenida online. Y las personas que se incorporaron a trabajos presenciales pasaron por un proceso más tradicional, aunque con una primera parte también telemática.

¿Y ahora qué?

Aunque el proceso se ha digitalizado aun más que antes, los consejos para buscar empleo son los mismos. La honestidad y la naturalidad que se requieren son las mismas, tanto en el currículum como en la entrevista, en persona o por videollamada.

Sin embargo, hay cosas que se pierden, como, el apretón de manos, las primeras impresiones en persona, el lenguaje corporal…

Es que ahora la única manera que tienen los reclutadores de percibir el lenguaje no verbal es a través de una pantalla, así que como candidato debes presentar atención a ese punto.

Antes, cuando ibas a la empresa transmitías cosas sobre ti gracias a tu forma de vestir, tu movimiento o incluso tu olor.

Los profesionales que buscan empleo actualmente deben cuidar su aspecto, como siempre. Pero ahora también cobra importancia el entorno cuando realizan una videollamada o una entrevista en video. Son la información que los reclutadores obtienen sobre una persona.

En este sentido, el teletrabajo ha difuminado un poco los ámbitos y lo laboral a veces se funde con lo doméstico. Así que antes de empezar una entrevista asegúrate de que el entorno desde donde trabajas esté ordenado y limpio, y que ese orden transmita el mensaje que quieres dar sobre tu persona

La importancia de la voz

Parece broma, pero la voz en la “era post Covid” adquiere mucho protagonismo.

Lo que ocurre es que ya no tendrás conversaciones cara a cara y básicamente cuentas con la voz para darte a entender. Cuida la entonación, el volumen, el ritmo… Juega con el medio y ten en cuenta que a veces cuesta más descifrar el mensaje.

Usa las pausas para tomar aire y revisar tu interacción con la otra persona. Asegúrate de que la conexión es buena y si ves que si la imagen de tu interlocutor se queda pegada, pregúntale si te escucha bien o si se ha perdido algo.

No te apures, da ejemplos prácticos de lo que te preguntan y respeta los turnos de palabra. Cuando te hagan una pregunta deja que la otra persona termine, luego haz una pausa y empieza a responder.

Con las videollamadas y las conferencias online los turnos de palabra se han vuelto más difusos y a veces puede parecer que la persona tiene muchas ganas de hablar, está nerviosa o bien que no respeta esa norma de educación.

Ten esto en cuenta, mantén siempre la calma y usa esas pausas a tu favor. No es necesario pedir permiso para hablar. Una entrevista es un diálogo, por eso mismo no te atropelles al dirigirte a tus interlocutores e intenta coger su ritmo.

Encaje con la cultura organizacional

Los expertos indican que realizar todas las entrevistas online dificulta el trabajo al reclutador en el sentido de detectar si los candidatos se adecúan a la cultura de la empresa.

Descubrir los conocimientos y habilidades es fácil con los test y las preguntas, pero el encaje organizacional se ve dificultado al no estar cara a cara con los candidatos.

En las entrevistas presenciales hay un factor de comunicación no verbal que permite percibir si una persona encaja con la forma de trabajar de esa empresa. Según algunos psicólogos, cuando se habla con una persona puedes valorar si se ajusta o no a la cultura por la forma de hablar, de moverse e incluso de salir de la sala de entrevistas.

Cuando esto desaparece, es mucho más difícil ver si esa persona realmente puede integrarse con el equipo y la organización en general.

Por ese motivo te recomendamos que conozcas la empresa y sus valores antes de postular y de conectarte a la video entrevista. En las respuestas intenta mantener ese tono, así los reclutadores verán que tú tienes los mismos valores que la empresa y, por tanto, el encaje e idoneidad esté asegurados.

Los beneficios para el candidato

Antes del Coronavirus pocas empresas hacían un proceso de reclutamiento totalmente remoto. Solo lo usaban las que buscaban contratar a candidatos que estaban en otros países o bien multinacionales con varias sedes, cuando el CEO o el director de equipo no estaban en el mismo lugar.

Ahora todo esto ha cambiado y el cambio puede beneficiar a los candidatos. Por ejemplo, puedes realizar el proceso aunque estés trabajando, evitas los gastos de transporte y la lata de andar trayendo papeles en una carpeta, puedes postular a cargos que estén fuera de tu radio de movimiento (si la empresa teletrabaja de forma continua) y puedes demostrar tus conocimientos técnicos en el momento de la video entrevista.

Las nuevas formas de reclutar pueden ser altamente beneficiosas cuando las dominas. Practica hablar en video, encuentra el mejor encuadre e iluminación para la llamada, usa tu voz de forma consciente y desarrolla nuevas habilidades digitales y de comunicación a distancia. Tu pequeño set de televisión puede ayudarte muchísimo en tu trabajo remoto.

Perseverancia, práctica, imagen y voz. ¡Esto puede resultar muy bien!

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *