¿Cómo capto la atención de un cazatalentos o headhunter?

Un cazatalentos es un profesional de Recursos Humanos que se dedica a descubrir a la persona mejor capacitada para colaborar en un determinado puesto dentro una empresa. Normalmente pasan desapercibidos pero siempre están investigando e intentando conocerte fuera del ámbito habitual de los procesos de selección.

Con la situación actual es posible que estos profesionales hayan dejado de lado su actividad, sin embargo, después de esta situación el talento será necesario para sacar adelante a las empresas.

Los cazatalentos usan el networking para generar una base de datos para el futuro y suelen asistir a actos y eventos para encontrar a la persona exacta que encaje perfectamente en la empresa.

También usan todos los canales que tienen a su disposición para conocer al talento relevante en el sector. Las redes sociales e internet les abren nuevas puertas y un acceso más fácil a contactar con los perfiles deseados.

Un headhunter lo que quiere ver, más allá de tus conocimientos teóricos, es cómo te comportas, qué transmite tu comunicación no verbal y qué relación tienes con tus pares.

Diseña una estrategia de visibilidad

Los cazatalentos suelen mantener un bajo perfil, para así conocer mejor a las personas que tienen a su alrededor. Sin embargo, la estrategia del candidato hacia ellos debe ser inversa, es decir, centrada en captar su atención, en visibilizarse sin que se note desesperación.

Si quieres llamar la atención de este profesional tan curioso es importante que definas una estrategia de seducción, profesionalmente hablando, claro está.

0. Haz una lista de tres niveles de las personas que puede resultar interesante entrar en contacto para arrancar tu networking.

1. Asiste a eventos que te parezcan interesantes relacionados con tu profesión, el sector o tus aficiones. Nunca sabes dónde puedes conocer a gente interesante.

2. Participa en las conversaciones que se realizan después de los eventos. Relaciónate con otros asistentes e incluso con los presentadores del evento.

3. Saca personalidad e intenta hablar con todo el mundo, no juzgues por el cargo o la procedencia de esa persona.

4. Aporta ideas interesantes y haz preguntas relevantes. Lo importante es que tus intervenciones muestren tus conocimientos y sean relevantes para los interlocutores.

5. Tu actitud es lo más importante para este tipo de reclutador.

6. No lo dejes todo en manos de los eventos. Colabora en la creación de contenidos, participa en blogs, únete a grupos de profesionales en redes sociales, etc. Es necesario que muevas tu marca personal en todos los canales que tengas a tu alcance.

7. Mantén tu actividad en las redes sociales y ten tu currículum actualizado en los portales de empleo.

Sabemos que empezar a hacer networking es difícil, pero la práctica hace al maestro. Al inicio no conocerás a nadie, pero poco a poco crearás un grupo de profesionales con los que discutir novedades e interiorizarte más en el sector. El 70% de las ofertas laborales que no se publican en los canales oficiales se mueven entre contactos.

Todas estas actividades permiten crear tu huella y mantenerla fresca. Esta es la mejor manera de trabajar de forma consciente y constante en tu marca personal.

El currículum para avanzar en la candidatura

Una vez que estás en la mira del headhunter, lo más seguro es que quiera tener tu currículum por si surge alguna oportunidad donde puedas encajar.

Es necesario que en ese documento se visualice el valor de tu perfil profesional, en qué tienes experticia, qué experiencia y logros tienes y cuáles son las principales habilidades.

Esta información también debe poder estar visible en internet, en los portales donde tienes un perfil y en las redes sociales.

No sirve de nada actualizar solo el currículum vitae que le facilitas personalmente. Lo más posible es que no vuelva a revisar tu correo ni tu archivo adjunto, así que tiene que estar disponible en cualquier canal online, así tanto esta persona como otros gestores lo pueden consultar en cualquier momento.

Es utilísimo insertar en tu CV las palabras claves de tu sector y profesión. Los reclutadores realizan sus búsquedas en bases de datos de internet, y las palabras clave son la herramienta para que tu perfil aparezca primero en los resultados. Para saber cuáles son las palabras con más búsquedas, usa la herramienta Google Trends y revisa las ofertas de empleo en CompuTrabajo.

El currículum es una carta de presentación y por eso tiene que cumplir con ese objetivo: darte a conocer como profesional.

¿Y si quiero tomar la iniciativa?

Si no conoces a ningún headhunter puedes tomar la iniciativa y ser tú quien los busque. Para ello necesitas entablar una relación con personas influyentes especializadas dentro del sector en que te encuentres.

Una vez hecho esto, puedes enviarles mensajes para conectar o bien puedes participar en algún foro donde ellos también estén presentes.

Es importante que no des una primera impresión muy agresiva ni tampoco interesada. Igual que en los sitios de citas, andar “con el anillo de matrimonio debajo de la manga” es contraproducente, es más lo que asusta que lo que atrae. Tu objetivo debe ser formar una buena base de contactos para poder hablar sobre los temas que más te interesan.

La clave es darse a conocer para que te tengan en mente cuando busquen a un candidato para un cargo. Sin embargo, insistimos: despacito por las piedras, relaja la actitud, como quien no quiere la cosa.

Resulta que tu estrategia debe ser sutil, sin intentar avasallar al nuevo contacto para obtener una nueva oportunidad laboral. Ponte en el lugar de la otra persona.

Los cazatalentos no recomiendan a nadie por ser amigos suyos o haber hablado mucho sobre un tema. Cuando se interesan por alguien es luego de investigar en profundidad a muchos profesionales y saber qué esa persona es la indicada, no solo por sus conocimientos, sino por sus valores y comportamientos. No olvides que la calidad de los candidatos que presenta un headhunter y el éxito de contrataciones son su tarjeta de presentación.

Un cazatalentos quiere tener más de un encuentro en persona con el candidato. La comunicación no verbal y su comportamiento da un tipo de información que no se puede encontrar en el currículum.

Ten en cuenta que la relación debe ser sincera, pero también que cada interacción que tengas con esta persona puede ser una forma de estudiarte y conocer más de ti.

Marca personal

Casi el 90% de los headhunters usan las redes sociales para realizar sus búsquedas de profesionales.

Una opinión muy pertinente al respecto: “cada vez innovamos más en la búsqueda y no nos limitamos a la búsqueda en ‘sitios formales’. No es raro que busquemos cualidades y competencias que no sean necesariamente demostrables en una escuela de negocio o universidad”. Es lo que afirma Pedro Casaño, director corporativo de personas de Grupo Nueva Pescanova, en un artículo del diario Expansión.

No solo cambian los canales en los que buscan, también las cualidades. Ya no basta con poseer el conocimiento, ahora también es necesario contar con las habilidades blandas y darlas a conocer.

Mostrar quién eres más allá del currículum puede ser un gran empujón para que los cazatalentos piensen en ti. De hecho, la marca persona no es lo que tu dices que eres, sino lo que los demás perciben de ti. La primera vez la echas a andar tú, pero de ahí vuela con alas propias.

Es por ese mismo motivo que cada vez más cazatalentos tienen en cuenta las actividades extracurriculares, como la participación en ONGs, organización de eventos o en deportes en equipo.

Todas esas actividades son las que te han ayudado a forjar tus soft skills. Y precisamente esas son las que los headhunters quieren conocer porque saben que son las que aportarán mayor valor. Está claro que necesitas tener los conocimientos técnicos, pero resulta que existe una gran masa de competencia con esos mismos conocimientos. Lo que transforma tu perfil en único son tus habilidades y tus valores, ¡dalos a conocer!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *