Cómo negociar el sueldo en una entrevista de trabajo

negociar salario

Ya encontraste el puesto ideal y postulaste a él. Llega el momento de la entrevista, pero antes de ir revisas de nuevo la oferta.

Te das cuenta de que en la oferta de empleo no aparece el sueldo. La única solución es intentar averiguarlo en la entrevista y negociar si crees que no se ajusta a tus expectativas. Es decir, negociar el sueldo durante la entrevista de trabajo.

Prepárate antes de ir

Una frase hecha dice que “las negociaciones se ganan principalmente en la mesa de participación”. Eso quiere decir que el trabajo se realiza antes de empezar las conversaciones.

Best Alternative to a Negotiated Agreement (BATNA) significa encontrar la mejor alternativa a un acuerdo negociado. Se trata de con qué se quedará cada una de las partes si no puede llegarse a un acuerdo. El BATNA ayuda a los negociadores a establecer umbrales mínimos o máximos, más allá de los cuales el acuerdo no tendrá ningún valor.

Es importante poseer toda la información posible antes de realizar una negociación salarial. Es necesario conocer la entidad, las circunstancias que la rodean, el personal que trabaja allí y las condiciones laborales que ofrece la empresa. A veces va mucho más allá del sueldo; por ejemplo, pueden tener beneficios adicionales como seguro médico, flexibilidad horaria, formación continua, etc., que monetizados pueden compensar un menor sueldo líquido.

Debes pensar qué harás si el aumento no se produce o si no es tanto como lo que tenías en mente. ¿Aceptarías la oferta o no? Tenlo en cuenta antes de ir para saber realmente dónde está el umbral que te parece aceptable.

Las emociones influyen en la negociación

Puede que en el esquema mental que hayas hecho, la negociación se desarrolle sin que las emociones intervengan. Sin embargo, eso no suele ser así.

Somos seres humanos con emociones y eso puede afectar a las conversaciones. Nuestro estado de ánimo puede inclinar a favor o en contra la balanza.

Según Joseph Grenny, científico social de Harvard Business Review, “tomamos posiciones ilógicas que socavan nuestros propios intereses basados en impulsos irracionales”.

En este apartado juega un papel muy importante la inteligencia emocional, una de las 10 soft skills más demandadas en el mundo laboral. Esta habilidad permite identificar las propias emociones e intentar canalizarlas para conseguir el propósito deseado.

Cuanto más poderoso se siente uno más participa en la negociación. Eso no significa que jugar a ganador signifique realmente salir como ganador, pero es cierto que la confianza te puede ayudar en estos momentos. Si dudas de tu capacidad o de tu valorización, la empresa lo detectará y te negará lo que buscas.

La negociación no se basa en una visión subjetiva, sino en la realidad objetiva de lo que cada uno tiene que ofrecer en relación a lo que necesita la otra parte.

La negociación del salario según los usuarios de CompuTrabajo

6 de cada 10 candidatos encuestados por CompuTrabajo aceptaron, sin negociar, la oferta salarial que le propuso la empresa. Es decir, mientras que el 62% aceptó la oferta inicial, el 38% restante negoció con la empresa, que finalmente aceptó lo que pedían los candidatos.

La encuesta abarcó 59.000 personas. Las mujeres, los menores de 30 años y los que tienen estudios secundarios o inferiores son los sectores menos negociadores.

De los que negociaron, un 13% obtuvo un sueldo mayor al que le ofrecieron al inicio y un 10% obtuvo un sueldo menor del que esperaba, pero todavía superior a la oferta inicial de la empresa.

En referencia al mercado, más de la mitad de los encuestados considera que su sueldo está por debajo de lo que cobra un trabajador de su sector. 1 de cada 4 cree que está acorde al mercado y solo un 10% considera que percibe un salario que está por encima de lo que dicta el mercado.

A la hora de buscar empleo el sueldo es el factor más importante. El 21% considera que es el factor decisivo para decidir si aceptar una oferta de empleo o no.

En segundo lugar está el ambiente laboral y la oportunidad de crecer profesionalmente. En última posición se encuentra la posibilidad de equilibrar entre la vida personal y laboral.

El momento de la negociación

Para negociar debes demostrar que eres el profesional que la empresa está buscando y que tu incorporación le agregará valor al equipo.

Una vez que hayas hecho la entrevista y que tu sensación sea positiva, es el momento de negociar montos.

Nuestra recomendación es que lo dejes para el final de la entrevista, cuando veas que los reclutadores están realmente interesados en tu candidatura.

Deja que sea el propio reclutador quien saque el tema y no rechaces la oferta a la primera. Por ningún motivo intentes sacar el tema al iniciar la entrevista, eso demuestra ansiedad o poco profesionalismo, pensarán que simplemente te interesa eso y no la empresa, la oportunidad o el proyecto.

Una vez que la conversación te haga ver que vas por buen rumbo, comenta que el puesto es interesante y encaja a la perfección en tu próximo plan de carrera… y que simplemente hay un pero: el sueldo.

Antes de negociar recuerda revisar el rango salarial del mercado y del puesto en específico para saber si la oferta que presentarás se adecúa a la demanda real del mercado. Tal como lo hemos comentado en otras ocasiones, debes tener una cifra en mente para que no te pille desprevenido.

Negocia el salario en un rango de cifras: de esta forma la empresa verá que tienes flexibilidad y disposición a negociar. Una persona demasiado inflexible puede representar problemas en el futuro, independiente del sueldo.

Puedes preguntar también si hay bonos de productividad que pueden ayudarte a llegar al rango salarial deseado. Otra pregunta interesante es conocer la política de reajuste de la empresa, en muchos casos la antigüedad todavía es un factor para ir mejorando las remuneraciones.

Todos estos datos pueden ayudarte a valorar con mayor perspectiva la oferta y la bonificación real del empleo.

Si aún así no llegas al salario que tenías en mente no te pongas a la defensiva. Negociar el sueldo produce incomodidad, pero eso no significa que no puedas formar parte de esa compañía. Evita los comentarios negativos que pueden cerrarte posibilidades, como hemos comentado a veces hay cosas intangibles que pueden ayudar a aceptar un sueldo menor que el que tenías en mente.

Algunas preguntas que pueden ayudarte a hablar de remuneración

  • ¿Cuál es el sueldo bruto mensual?
  • ¿Cuál sería el líquido?
  • ¿Número anual de pagos?
  • ¿Pagos quincenales o mensuales?
  • ¿Cuáles son los bonos o incentivos?
  • ¿Cómo funcionan los bonos o reajustes según antigüedad?
  • ¿Existe posibilidad de contrato a mayor plazo? ¿Cómo funciona? ¿En qué cambia la remuneración?

Ten en cuenta, también, los argumentos según los cuales tu trabajo es más caro. Dejando de lado la demanda que pueda tener lo que haces, hay procesos personales que pueden garantizarle a la empresa un mayor compromiso de tu parte: si tienes una familia que mantener, si estás comprando un inmueble, si estás sacando un postítulo…

Son varios los consejos que ya tienes en mente. Ahora es momento de analizar la situación y pensar qué es lo que quieres. Y recuerda, si tu intención es negociar define tu rango de cifras y tus argumentos antes de ir a la entrevista. ¡Éxito!

6 comentarios en «Cómo negociar el sueldo en una entrevista de trabajo»

  1. hola? muy bueno e importante este blog…que bien que hay personas o entidades que se preocupan por el prójimo, bueno bueno …muchas gracias..

  2. El momento de la negociación, falta indicar informarse de la empresa, muchas son de mal trato a la hora de negociar, con frases típicas como “Estas loco, acá no ganarás eso…”; “Estas muy caro, baja la puntería…” y frases similares.

  3. Sí.Resulta que en lo personal es bastante complicado el tema de las entrevistas pero no tanto del sueldo sino de la entrevista en sí.Por ejemplo no muestro una estabilidad laboral en los últimos tiempos y eso me ha jugado en contra en los cargos específicos a que postulo y además en mi trayectoria profesional no poseo una estabilidad que otros sí poseen a la altura de mi edad o de mi vida laboral de lo que debería ser encuentro a éstas alturas de mi vida.Digo ésto porque cuando voy a alguna entrevista de cargos administrativos por ejemplo y hace tiempo ya que me ocurre que ni yo siquiera entiendo por qué voy o sigo yendo a entrevista si no me dejan trabajando en los puestos deseados. El problema es que me autosugestiono y creo cualquier cosa como que no me dejan trabajando por la edad o que esos trabajos a que postulo simplemente son muy difíciles para mí sin embargo no “tiro la carta” pero es algo que me ha dejado con sensación de “esquizofrénico” al ver que me rechazan a contratarme después de reiterados intentos o postulaciones a puestos específicos.Así las cosas hoy la verdad ya no sé que cosa me encuentran los encargados de RRHH o de Selección para que me dejen afuera desde un momento cuando veo que no me llaman cuando dicen”lo vamos a llamar si quedó para el cargo o sgte etapa del proceso”.
    Me deja con sensación de ardua impotencia cada vez que salgo de entrevistas difíciles y me dicen ésto.El problema es que con sólo que me digan ésto me dejan mal inmediatamente y condiciona mi estado de ánimo en general.Ahora trato de “pensar ++” como dicen a veces pese a fracasos y si bien puedo no poseer las competencias técnicas en un cargo específico igual trato hace mucho tiempo ya de hacer capacitación o cursos de alguna materia en particular que pueda interesarle a las empresas para así demostrar que poseo sin embargo otras fortalezas importantes pero a ratos siento que debido a las dificultades para encontrar “trabajos más delicados” siento que mejor no seguir esforzándose aprendiendo cosas nuevas para que después las empresas me descarten nuevamente por cualquier cosa “absurda” y prefieran siempre a “otro candidato más apto al perfil” de la compañía xxx,
    Muchas Gracias por darse la molestia de haber leído éste largooo comentario,
    Hasta luego

    1. Patricio, me intereso mucho tu comentario, puesto que demuestras mucho interés en superarte, pero no logras conseguir los objetivos profesionales. Déjame decirte algo: Tienes algo a tu favor, pues el hecho de querer superarte y prepararte es un gran avance. Te recomiendo, con todo respeto que busques apoyo de un profesional del mundo del Coaching de Vida, o que te revises internamente y analices lo que realmente quieres lograr, hacia donde quieres llegar; NUNCA pienses que no PODRÁS lograrlo, eso es un error. Me preocupa cuando expresas esto: “siento que mejor no seguir esforzándose aprendiendo cosas nuevas para que después las empresas me descarten nuevamente por cualquier cosa “absurda” y prefieran siempre a “otro candidato más apto al perfil” de la compañía xxx”, grasso error. No puedes dejar de intentarlo, acá lo debes hacer es descubrir realmente cuales tu potencial y tu inclinación verdadera, y trabajar en cultivarte en desarrollar ese potencial. Cuando uno esta preparado, para lo que verdaderamente le gusta hacer o para lo que realmente sirve, pues eso te dará seguridad y tus empleadores se darán cuenta que eres el candidato perfecto para desempeñar el cargo deseado. PREPARARSE Y FOCALIZARSE, es lo que realmente te gusta realizar y de acuerdo tu potencial: ESO es la clave. De tal manera que cuando estés realmente preparado tanto INTELECTUAL, como EMOCIONALMENTE para desarrollar la actividad que mas te gusta,pues eso te DARÁ MUCHA SEGURIDAD y tus empleadores lo notaran. EL CONOCIMIENTO TE DARÁ EL PODER, y a la VEZ LA HUMILDAD Y LA SABIDURÍA. El caso es que, el sentir seguridad en ti mismo, porque puedas desarrollar cierta actividad, no puede hacerte ver PEDANTE, ni PREPOTENTE. Se tu mismo. Por último, un consejo: PREPARARTE MUY BIEN LA PRÓXIMA VEZ, Y FOCALIZA tus energías y conocimientos para lograr el objetivo propuesto. Tal cual, como lo dice el artîculo leido, debes indagar un poco sobre la empresa y la personas que te entrevistara e ir preparado, dispuesto a ganar. Lee temas sobre inteligencia emocional, busca ayuda de un Coach, Vístete adecuadamente para la ocasión, e indaga a la empresa a donde vas a solicitar el empleo; actualmente en google se consigue todo ese tipo de ayuda. Espero, haber podido guiarte y ayudarte un poco, Se nota que tienes mucho potencial, Cordialmente, Marlenny Sanchez

  4. Excelente análisis, Si se quiere crear y generar abundancia para uno, debería conseguirse PRIMERO para otras personas o empresas. Lo demas vendra por añadidura. Me encanto el articulo. Creo que cabe esta frase, la cual considero como una Ley de Compañia: GANAR-GANAR. Saludos cordiales y felicitaciones a quien escribio el articulo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *