Cómo responder a la pregunta “¿por qué quieres cambiar de trabajo?”

por_que_cambiar_empleo

Hay una pregunta, de las principales, que los reclutadores suelen hacer durante la entrevista: “¿por qué quieres cambiar de empleo?”. A veces se transforma en “¿qué ocurrió en tu último trabajo?” o “¿por qué buscas trabajo?”.

En ese momento puede resultar difícil saber qué responder a esta cuestión. Respóndela con sinceridad, pero también ten en cuenta que es una respuesta que transmite mucha información.

Hay mucha gente que, tras un periodo largo en su puesto actual o dedicada a otro aspecto de su vida, decide que es el momento de buscar nuevos retos que le permitan crecer profesionalmente y encontrar la felicidad en el trabajo.

La información que das te define

Haz el ejercicio de imaginarte la respuesta, seguro que te vienen a la mente las cosas que no te gustan de tu trabajo actual. Si partes hablando de esas cosas, sin reflexionar, saldrá un conjunto de afirmaciones que pueden ser mal interpretadas o causar una mala impresión.

Pongamos, por ejemplo, que quieres cambiar de empleo porque no te gusta la estrategia de tu actual jefe o del departamento en el que estás. Según cómo formules esa discrepancia puedes dar a entender al reclutador conceptos muy distintos: que te interesa ser un mayor aporte a la empresa, que no puedes trabajar en equipo o que eres una persona difícil y no aceptas tener un jefe.

La mayoría de los cambios de empleo se deben a una mala supervisión o una mal dirección. Sin embargo, hablar mal de tu antiguo lugar de trabajo puede hacer suponer al reclutador que, igual que se lo cuentas a él, lo puedes hacer con otras personas o con clientes de la empresa a la que estás postulando.

Las críticas constructivas son positivas, pero lo correcto es hacerlas a la empresa cuando se forma parte de ella, no cuando alguien ya se ha cambiado o está en proceso de cambiarse.

¿Qué ocurrió en tu último empleo y por qué llevas tanto tiempo sin trabajar?

No todas las personas se encuentran en la misma situación. Hay algunas que llevan un tiempo sin trabajar y los motivos pueden ser muy diversos: dedicarse a la familia, tiempo de formación, problemas de salud, etc.

Como siempre la sinceridad es la mejor estrategia, pero escoger las palabras adecuadas también. Si tomaste la decisión de dejar tu carrera laboral debías tener un motivo, cuéntalo. Sin embargo, céntrate en aquello que aprendiste durante ese período sin trabajar.

Si dejaste tu carrera para ser madre, puedes explicar al reclutador tus motivos y las capacidades que has desarrollado al criar a un hijo. Seguramente has aprendido a tener más paciencia o a manejar una situación de crisis… céntrate en las habilidades que has aprendido durante ese periodo y que puedes aplicar en tu nuevo puesto.

Posibles respuestas

Es mejor siempre enfocarse en la parte positiva de cambiar de empleo. Céntrate en lo que quieres crear y no en lo que quieres evitar.

Cuando aceptas un nuevo empleo tienes un mundo nuevo del que aprender y la capacidad de aportar tus ideas a esa organización. Focaliza tu energía y respuestas en los nuevos retos de los que te quieres ocupar.

Estas son las posibles respuestas que puedes dar:

  • Tengo ganas de aprender.
  • Me gustaría un puesto de mayor responsabilidad o siento la necesidad de crecer profesionalmente.
  • Quiero un cambio en mi plan de carrera.
  • Ha llegado el momento de continuar mi desarrollo en otro lugar.
  • Me gustaría aprender nuevas habilidades, conocer otro sector o incluso centrarme en una habilidad o tarea que en mi puesto actual no puedo hacer.

Esta pregunta, además, te permite enfocarte en los puntos por los cuáles te interesa trabajar en esa empresa. Es algo que hemos comentado muchas veces: que a las empresas les preocupa que sus nuevos talentos congreguen con los mismos valores que ellos.

Así pues, no consideres esta pregunta como “por qué quieres dejar la empresa en la que estás”; más bien enfócala hacia qué es lo que la nueva empresa tiene para motivarte y hacer que te plantees el cambio.

¿Y si me cambio por el salario?

Tratar este tema siempre es complicado. Si no te queda más opción que mencionarlo, enfoca tu discurso en la posibilidad de crecer y asumir nuevos retos o cumplir sueños debido a ese aumento.

Sin embargo, un cambio motivado solo por una cuestión de dinero no suele tranquilizar al reclutador: no has escogido a la empresa por sus valores, programa de beneficios o cultura de organización, sino simplemente porque ganas más. Es decir, concluirá que tu nivel de compromiso será bajo.

El dinero es importante y es una palanca a tener en cuenta cuando decides hacer un cambio de trabajo, pero hay cosas iguales de importantes o más, como contar con un buen ambiente laboral, poder crecer en tu carrera e incluso conciliar vida laboral y familiar.

Recuerda que en CompuTrabajo ahora puedes consultar los comentarios de los colaboradores de la empresa en la que te interesa trabajar, y así hacerte una idea de los valores y del trato al trabajador en la empresa.

¿Por qué siempre hacen esta pregunta?

Los reclutadores no hacen esta pregunta para intentar saber si criticas o no a tu actual jefe; la hacen porque les permite saber si has reflexionado sobre un cambio tan importante en tu vida.

Con esta pregunta averiguan también si conoces la empresa y por qué crees que eres el candidato perfecto para desarrollar las tareas del puesto ofertado.

Puede parecer una pregunta banal o muy trilada, pero la información que da la respuesta es valiosa, porque indica qué actitud tomas ante la pregunta. La información no verbal también da señales, aunque tú no seas consciente.

¿Qué hacer, entonces? Ya sabes que tendrás que enfrentarte a esta pregunta. Reflexiona sobre tu respuesta y prepárala con cuidado, así en la entrevista transmitirás una actitud positiva. ¡Atención y éxito!

3 comentarios en «Cómo responder a la pregunta “¿por qué quieres cambiar de trabajo?”»

  1. A mis 51 años, se me está haciendo muy difícil competir con las nuevas camadas o generaciones…, soy ingeniero en prevención de riesgos, con 24 años de experiencia en mega proyectos de construcción mineros (nacionales y extranjeros) y en los últimos cuatro, he estado dando tumbos por algunas empresas con breves periodos laborales (algunos meses únicamente, no como antes donde por lo menos en dichos proyectos se consideraban un par de años), en con consecuencia, han sido recurrentes las lagunas de cesantía. Esta situación ya es insostenible para mi, sintiendo o percibiendo un nivel de descriminacion: primeramente por edad, luego por experiencia y finalmente por sueldo, por lo tanto, en la actualidad estoy dispuesto a aprender algo nuevo, darle un giro nuevo a mi vida, desarrollar otras habilidades (que pudiesen estar ocultas), que me permita desenvolverme tranquilamente, sin presiones indebidas, donde pueda demostrar profesionalismo, el desarrollar trabajo en equipo, disciplina personal y fidelidad, estos pilares los tengo afiatados en mi conciencia y siempre los he desarrollado fehacientemente en todos estos años de actividad laboral.

  2. Tener una actítulo de superación en todo ámbito de crecimiento en lo profesional y lo laboral siempre es buena buena para la empresa y personal reconocer la experiencia de trabajo eso es calidad laboral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *