Errores que debes evitar en tu CV

fotomalcv

El currículum es tu carta de presentación, el primer contacto entre la empresa y tú. Puede parecer que lo importante reside en la entrevista, pero para llegar a esa fase necesitas que tu CV destaque de forma positiva: si no, no tendrás oportunidad de llegar hasta esa etapa.

Por ese motivo es importante evitar ciertos errores, a veces bastante comunes, que se encuentran en los CV y que pueden aniquilar cualquier oportunidad de empleo.

Errores de formato en los CV

Fuente y colores

El uso de fuentes fantasiosas o de difícil lectura hará que tu CV quede descartado, ya que el reclutador deberá dedicar un tiempo extra a descifrarlo.

Ahora que el papel se usa cada vez menos, es importante escribir con fuentes que faciliten la lectura en las pantallas de computadores y de smartphones. A propósito de esta misma necesidad de facilidad, un exceso de páginas puede provocar el abandono de la lectura; lo mejor es que sintetices.

En cuanto a los colores, en general, reflexiona antes de recurrir a cualquier color en un CV.  Si no tienes una muy buena justificación, rechaza la idea. Pero si lo consideras necesario, recuerda evitar colores demasiado estridentes o que no se contrasten bien, como el amarillo o el verde claro. De paso te contamos que el rojo tiene una connotación negativa: si tu intención es resaltar una habilidad o experiencia en concreto, este color puede provocar el efecto contrario y provocar rechazo; para esto te recomendamos el “efecto destacador”, cambiando el color de fondo de determinadas palabras.

Fotos profesionales

Una foto incorrecta hará que tu perfil sea rechazado, aunque cumplas con los requisitos. Ten en cuenta que esta no es una red social, es tu presentación formal ante el reclutador.

Una imagen profesional dará credibilidad a tu CV y hará que tu candidatura se posicione mejor. Es importante, pues, elegir qué fotografía adjuntaremos al currículum.

Ya que se trata de un perfil personal y profesional, tanto en tu imagen de perfil en CompuTrabajo como en la que adjuntas al CV debes aparecer solamente tú. Olvida las imágenes con amigos, pareja o hijos: lo importante de esta foto es la impresión que quieres dar, tú, como profesional.

El fondo no debe ser el centro de atención. Tu rostro debe ocupar el 60% del cuadro. Evita las fotos de tus vacaciones, de tu matrimonio o del año nuevo y selecciona una donde estés en un ámbito laboral. Y para qué decir las selfies, que para empezar deforman las facciones.

En el fondo, ¿por qué no recurrir, mejor, a la tradicional foto tipo carnet? Mirando bien al frente, con fondo neutro y expresión cordial: tal como te verá el reclutador el día de la entrevista, formal pero agradable.

Faltas de ortografía y errores gramaticales

Es increíble la cantidad de errores ortográficos y gramaticales que pueden aparecer en un CV. No se espera que los postulantes tengan el nivel de un profesor de Lenguaje o de un profesional del mundo de la cultura, pero es una cuestión de respeto que el currículum no presente errores de este tipo: es como si entraras echando garabatos

Las faltas de ortografía denotan dejadez y falta de interés. Aun más ahora, cuando el mismo programa con que escribes tiene un corrector de texto bastante inteligente, que te va subrayando los errores. ¡No hay ninguna excusa! Para ir un poco más allá, puedes googlear una palabra con la que tengas dudas. No te decepciones si tienes muchos errores: todo el mundo comete fallas al tipear rápido, lo impresentable es no revisar tu trabajo… ¿o esa es tu manera de hacer las cosas?

Asegúrate, por último de que lo que escribiste expresa lo que quieres adjuntar a tu candidatura: revisa el currículum y las cartas de presentación antes de enviarlas.

Errores de información

Los malos currículos no solo viven de malos formatos, también debemos centrarnos en los errores de información.

Información de contacto incorrecta

Este error es tan triste como fatal, ya que hará que, simplemente, no puedan contactarte para una entrevista. Antes de guardar el perfil en CompuTrabajo o de enviar el CV, no te olvides de chequear los datos de contacto.

Son preferibles las direcciones de correo que lleven tus nombres y apellidos. Hace 15 años, por varias razones, se usaban los números, las letras extrañas, los nicknames; ahora no dan buena impresión. Ten en cuenta también cuál servicio de correo usas, porque algunos se van directo a spam y se pierden para siempre; para irte a la segura te recomendamos hacerte un Gmail, por lo menos para tu búsqueda laboral.

A propósito de spam, y aunque el reclutador no lo haga, tú sí revisa diariamente el correo no deseado. Agrega a tus contactos, además, los correos de las empresas a las que has postulado. No dejes que un correo traspapelado te haga perder una oportunidad.

Y en cuanto al número de teléfono, es importante incluir el que tienes siempre a mano para que así puedas contestar una llamada en cualquier momento del día..

Información clara y precisa

El reclutador es una persona con poco tiempo libre. Es importante que pueda ver de un solo vistazo a qué nos dedicamos y en qué nos hemos especializado. Evita las frases demasiado largas o vacías de contenido. El espacio es limitado, usa solo las expresiones o frases que aporten valor al currículum.

Hoy en día toda la información se maneja a través de palabras clave: si usas las que corresponden a tu sector, ayudarás al equipo de Recursos Humanos a filtrar tu CV, tanto si lo hacen de forma manual como automática.

Elimina las experiencias irrelevantes

Aunque es importante que muestres la experiencia que tienes, cuando enfocas tu plan de carrera hacia un sector, es importante eliminar las experiencias irrelevantes que has conseguido.

Por ejemplo, si te dedicas al marketing, no hace falta que incluyas tu trabajo de volantero de cuando tenías 18 años. Puedes usar lo que aprendiste durante ese empleo cuando comentes tus habilidades. Pero no malgastes espacio con una experiencia que no forma parte de tu sector laboral.

Y por último… actualiza

¿Revisaste los puntos anteriores? Entonces ya puedes crear o modificar tu perfil en CompuTrabajo, con los consejos que acabamos de entregarte estás más cerca del éxito. Pero no te quedes ahí: actualiza tu CV constantemente con tus nuevos datos de contacto y las nuevas habilidades, cursos o experiencias que vayas agregando a tu haber.

Ahora sí es el momento de postular. Pero antes de lanzarte, puedes organizar la búsqueda y crear una estrategia para conseguir el empleo que te ayude a crecer profesionalmente.

2 comentarios sobre “Errores que debes evitar en tu CV”

  1. Ésto me fué de mucha utilidad ya que cuándo haces un currículum , muchas veces solo lo mandas a hacer y así uno puede ver como destacar cada cosa y las prioridades gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *