Formarse profesionalmente para 2021: digitalización y nuevas habilidades

formacion_profesional_2021

La digitalización marca la tendencia en el aspecto de la formación, ya que está obligando a desarrollar nuevas habilidades para triunfar en el mercado laboral. Así es el panorama laboral en 2021, y eso queremos hablar de las formaciones profesionales más ser útiles para encontrar empleo este año.

Las empresas tuvieron que adaptarse rápidamente y realizar una transformación digital y cultural para sobrevivir a la crisis sanitaria. Los perfiles que ya se habían digitalizado o tenían esos conocimientos cobraron mayor relevancia dentro de la empresa en los últimos meses.

La búsqueda de talento digital creció en 2020 más de un 80% y las ofertas dirigidas a perfiles digitales aumentó en un 56%. Juntamente con esto, los candidatos debían tener, según las ofertas publicadas, habilidades como flexibilidad, visión estratégica y gestión de equipos en remoto.

Ahora es necesario saber trabajar en un entorno híbrido para tener competitividad en el mercado actual.

No todas las empresas tienen las mismas demandas, por supuesto. Hay muchas ofertas de empleo dirigidas a perfiles menos digitalizados, aunque especializados, en sectores como la logística y distribución, limpieza o servicios sanitarios.

Sin embargo, pensando en carreras profesionales, encontramos la necesidad de las empresas de adaptarse, ampliar su servicio online y atender la nueva demanda que internet hace crecer cada día más.

Flexibilidad

Esta es una habilidad que no solo recae en los candidatos, también en las empresas. Estas han visto la viabilidad que supone el trabajo en remoto y las oportunidades y desafíos que genera.

La conciliación entre la vida personal y la vida laboral se ha vuelto un elemento clave en estos últimos meses y parece que se quedará durante bastante tiempo. Uno de los beneficios que la empresa debe ofrecer ahora es esa flexibilidad para poder trabajar en remoto, dedicarse al cultivo de la propia persona y dedicar tiempo de calidad a ambas realidades.

Parece que están ganando terreno los trabajos semipresenciales, con lo que será habitual dividir la jornada de la semana entre tiempo en la oficina y tiempo en la casa.

Esta nueva distribución y la disponibilidad de trabajar desde la casa hace crecer la posibilidad de contratar candidatos de otras zonas geográficas. Esto quiere decir que vivir cerca de donde se trabaja se está volviendo cada vez menos necesario.

Este cambio, claro está, depende de la estrategia de atracción de talento que tenga una empresa.

Lee las vacantes con atención, para saber si la ubicación juega un papel clave o no en la contratación. Si esto no se menciona pero crees que puedes trabajar a distancia, plantéalo al postular.

Digitalización

Algunas empresas, grandes y pequeñas, han tenido que digitalizarse para sobrevivir. En este proceso han necesitado formar a sus equipos y enseñarles a hacer frente a la nueva realidad.

Ahora, cuando las organizaciones realizan nuevas búsquedas, ya piden ese requisito. Si estás en búsqueda de empleo y tu sector ha cambiado, ponte al día y fórmate para lograr estar a la altura de este nuevo paradigma.

Puedes hacer un curso exprés sobre determinada área o buscar en internet cómo ha cambiado el sector y qué títulos o habilidades está demandando.

Busca el perfil que tienes en CompuTrabajo y revisa en las vacantes las nuevas habilidades y conocimientos que se requieren. Puede que ya cuentes con algunas pero que antes no hayan tenido relevancia: actualiza tu información, agrégalas. Adelantarte a estos cambios podrá facilitarte encontrar un nuevo empleo este año.

Los trabajos del futuro

Según el informe The Future of Jobs, del Foro Económico Mundial los perfiles más demandados están en las áreas de ciberseguridad, negocios digitales, Big Data e inteligencia artificial.

El comercio electrónico ha aumentado de forma progresiva en este último año. Eso hace que haya un auge en la contratación de dichos perfiles y supone un impulso para el sector comercial y logístico.

Si eres estudiante de informática o telecomunicaciones también verás como aumentan tus posibilidades de encontrar un empleo en el corto plazo. Si estás pensando en reorientar tu carrera profesional, esta puede ser una muy buena opción.

El sector sanitario sigue teniendo muchos puestos libres y en este periodo mantiene su alta demanda. En este mismo sector se abre también la oportunidad para teleoperadores, asesores y personal de aseo, vacantes que han aumentado en los últimos meses.

Nuevas habilidades

Vemos que, con este ritmo imparable de transformaciones, en 2025 muchas tareas estarán digitalizadas y los puestos de trabajo se verán desplazados y modificados.

A nivel mundial, durante los próximos 5 años la redistribución de tareas entre seres humanos y máquinas hará que 85 millones de puestos de trabajo se vean modificados. Sin embargo, de este cambio surgirán 97 millones de nuevas tareas y puestos laborales.

Es el momento de reciclarse, adelantarse a este nuevo contexto y perder el miedo a la digitalización. A este concepto se le conoce como upskilling.

Por otro lado, será necesario adquirir nuevas competencias y capacidades para hacer frente a estas nuevas formas de trabajar (reskiling). Entre las nuevas habilidades predomina, precisamente la adaptación al cambio.

Si algo nos ha enseñado 2020 es que los cambios son imparables y que si no nos adaptamos podemos quedarnos a medio camino.

En el caso de las habilidades blandas, hay tres con una demanda enorme: la capacidad de trabajar en equipo (71 %), la proactividad (58 %) y la capacidad de resolver conflictos (53 %).

El nuevo paradigma mundial también obligará a los profesionales a seguir formándose durante su carrera. Ya quedó atrás el esquema de o estudiar o trabajar: la formación constante será esencial para crecer profesionalmente.

Puede que, aunque nuestra carrera empiece en un sector y un perfil, luego vaya evolucionando. Este cambio requerirá de formación.

Todo parece indicar que los ciclos profesionales se darán en periodos de entre 6 y 8 años. Un profesional cambiará de trabajo mucho más seguido, y esto será connatural al mercado de trabajo. Lo normal será tener lagunas en el currículum.

Consejo

Si el mundo está cambiando, también debe cambiar tu forma de buscar empleo. Será necesario que actualices de tus formas de trabajar y tus habilidades.

Ya no tiene sentido no estar al día con las tecnologías, la inversión en formación debe formar parte de tu futuro.

Revisa las ofertas disponibles y elabora un plan de acción para contar con las habilidades y conocimientos necesarios para mantener la competitividad.

¿Cómo no actualizar constantemente la visión del mundo que te rodea? ¿Por qué no mejorar en tu carrera? Aprendizaje y formación, es lo que más te da y lo que nadie puede quitarte. Considéralo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *