Preguntas para mostrar interés en una entrevista de trabajo

preguntas_mostrar_interes_entrevista

Llega el ansiado momento de la entrevista y te debates sobre si plantearle o no al reclutador tus preguntas sobre el cargo, la empresa y el día a día.

Hay algunos gestores de talento que consideran que un candidato tiene interés real cuando pregunta e interviene activamente durante esta fase de la candidatura.

Normalmente los gestores y los candidatos interactúan de forma bidireccional: la entrevista no es un interrogatorio sino un diálogo vivo y abierto. Pero no siempre es así.

Lo primero que hace falta es que le tomes el pulso a la entrevista. ¿Está todo fluyendo cómo debería? ¿Hay un ambiente agradable y distendido?

Si la respuesta es sí, siéntete libre de preguntar todo lo que se te haya quedado en el tintero. Si, por el contrario, notas que el ambiente es tenso o que el reclutador no dispone de mucho tiempo, lo mejor es que optes por decirle si le molesta que hagas unas cuantas consultas o si puedes enviarle un correo con los temas pendientes.

“¿Hay algo que quieras preguntar?”

Sabemos que asistir a una entrevista provoca tensión. El reclutador puede decirte “¿hay algo que quieras preguntar?”, pero muchas veces tu mente se queda en blanco: puede que te vaya bien en la selección y a futuro y tu “cortedad de genio” genere malentendidos a futuro, que podrían subsanarse; pero lo grave es que la persona que tienes enfrente piense que si no preguntas es porque el asunto no te interesa, y pierdas la oportunidad laboral.

Te proponemos, para ayudarte, algunas preguntas que puedes realizar. Así obtendrás más información para valorar si ese puesto encaja o no en tu plan de carrera, y demostrarás tu interés en el proceso.

1. Me gustaría saber cuáles son las habilidades específicas que se necesitan para este cargo.

Esta cuestión te permitirá saber de forma más detallada que es lo que esperan de ti la empresa y tu probable jefatura. Por otro lado, te ayudará a saber si el trabajo que harás se ajusta a tus aspiraciones laborales.

2. ¿Cuál es el horario y cómo es el día a día?

Esta pregunta te permite indagar cómo es una jornada habitual y conocer cuál la carga de trabajo del área donde vas a trabajar.

También te será de ayuda para tus primeras semanas de adaptación, ya que estarás al tanto del horario habitual, las pausas y las reuniones.

3. ¿Cuáles son objetivos del área a corto y mediano plazo?

Tener claros los objetivos permite fijar las metas y focalizar el esfuerzo hacia uno u otro sentido. El gestor o el director del equipo te podrá orientar y dar una visión global de la estrategia de tu área.

Cuando conoces la respuesta, puedes plantear algunos ejercicios para conseguir estas metas e investigar un poco más para aportar más ideas desde el primer día.

4. ¿Tendré objetivos personales o todos son grupales?

Para valorar bien la cargo al que postulas, es necesario saber si habrá objetivos personales y en cuánto tiempo esperan que los consigas.

Esto puede ser un factor determinante para ti y para tu desarrollo laboral: no dudes en averiguarlo.

5. ¿Es un cargo nuevo o estaré sustituyendo a alguien?

Esto te indicará de inmediato si el área está creciendo y surgen nuevas necesidades, o bien si simplemente ha habido cambios, ya sea porque el anterior colaborador ha dejado la empresa o porque ha obtenido un ascenso interno.

6. Me interesa conocer un poco más sobre la cultura de la empresa y sobre cómo se ven los valores en el día a día?

Como buen candidato, ya te habrás informado sobre la empresa, sus valores y su misión. Demuestra ahora ese conocimiento, preguntando sobre la empresa y su filosofía. Las repuestas pueden darte una idea aproximada de si lo que se dice en el sitio web y las redes sociales se corresponde con la realidad.

7. ¿Hay oportunidades laborales dentro de la empresa? ¿Hay programas de formación?

Puede parecer una pregunta ambiciosa, así que antes de formularla te recomendamos ponderar el ambiente de la entrevista. Si no te parece pertinente en el momento, para conocer las oportunidades de carrera de la empresa también puedes guiarte con las evaluaciones que encontrarás de la empresa en CompuTrabajo.

La respuesta es esencial para saber si tu perfil puede tener oportunidades de desarrollo o si los cambios son poco probables y este puesto sea lo máximo a lo que puedas aspirar durante tu etapa en la empresa.

8. ¿Se hacen evaluaciones? ¿Con qué periodicidad? ¿Cuáles son los métodos?

A veces esta duda la resuelve el propio reclutador cuando hace el proceso. Sin embargo, si no se ha mencionado el asunto es bueno conocerlo. Las reuniones de feedback de un equipo ayudan tanto a la jefatura como al resto de miembros.

Conocer la metodología y saber que hay posibilidad de hablar sobre las necesidades y métodos de trabajo te da una orientación sobre el tipo de liderazgo.

9. ¿Cómo es el equipo? ¿Cuántas personas? ¿Cómo se divide el trabajo?

Querer saber más sobre los compañeros de trabajo da la sensación al reclutador de que quieres formar parte de ese equipo, es decir, que estás convencido sobre incorporarte. Esta pregunta también permite hacerte una idea de los roles asignados y con quién trabajarás más estrechamente.

Preguntas que no debes hacer

Si tu objetivo es conseguir el empleo, hay algunas preguntas que es mejor que no hagas. Por ejemplo, intentar saber cosas personales del reclutador, preguntarle sobre sus creencias, su familia o sus tendencias políticas.

Es un error que puede costarte de inmediato la candidatura.

Tampoco hagas este tipo de preguntas:

  • ¿Qué hace exactamente esta empresa?
  • ¿Se realizan test de drogas?
  • ¿Puedo llegar 5 minutos tarde?
  • ¿Me harán advertencias antes de despedirme?

Estos últimos ejemplos no son exactamente fuera de lugar, pero demuestran que no has preparado la entrevista y al reclutador le dan la sensación de que no eres un buen candidato para entrar a formar parte del equipo.

La preparación es la clave

Dependiendo de la política de la empresa, las entrevistas pueden ser un proceso sencillo o complejo. Sea como sea a la que asistas, debes prepararte para responder a las preguntas habituales, como cuál es tu mayor debilidad, cómo te ves dentro de 5 años y por qué quieres trabajar allí.

Recuerda que hay ciertos pasos que debes completar antes de asistir. Infórmate sobre la empresa, revisa proyectos anteriores, pregúntale a conocidos que puedas tener dentro, etcétera.

Y nunca está de más tenerlo en cuenta: toda preparación previa te ayudará a ir a la cita con más tranquilidad, con la seguridad de que llegas al encuentro con las pilas puestas, con toda la apertura para conocer al entrevistador.

8 comentarios en «Preguntas para mostrar interés en una entrevista de trabajo»

  1. Comento que, mantengo alto nivel de profesionalismo, compromiso, con una permanente actitud empática, resiliente y espíritu de cuerpo para el desarrollo de tareas y cumplimiento de objetivos organizacionales

    Atte.,
    IPCM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *