¿Qué tipo de líder eres tú?

tipos_lider

Cada persona es distinta y eso influye en su forma de liderar equipos. Aunque cada uno de nosotros tenga sus peculiaridades, nuestro estilo de liderazgo siempre estará incluido en estas 6 tipologías que establecen los expertos. ¿Quieres saber en cuál encajas?

Recuerda que es importante saber qué habilidades tienes para incluirlo en el currículum, así como en las entrevistas. Si optas a cargos de gerencia o mando este artículo te servirá para estar seguro de lo que estás ofreciendo. Y cuando necesites describir a la persona que lidera tu equipo, aquí tendrás la respuesta.

Ser jefe no significa ser líder

Tal cual, pero ¿por qué? Un jefe es una autoridad impuesta, por ejemplo, por un cargo. El jefe puede ser líder, aunque también puede no serlo.

En la visión tradicional de la empresa, un jefe es aquel que manda y ordena sin tener en consideración las opiniones y bienestar de su equipo, su misión es conseguir los objetivos independientemente de los métodos.

En cambio, un líder, como se entiende hoy en día en las organizaciones, es aquel que dirige o lidera un equipo motivando a sus miembros de manera constructiva, sabiéndolos escuchar.

Estas son algunas frases y acciones que los diferencian:

  • El jefe dice “Yo mando aquí” y el líder “Yo puedo ser útil aquí”.
  • El jefe dicta, el líder inspira
  • El jefe es temido y el líder es respetado
  • El jefe quiere obediencia y el líder, motivación
  • El jefe da órdenes, el líder muestra el camino

Tipos de Líderes

Una vez hecha la distinción entre unos y otros vamos a ver las diferentes maneras de liderar.

Hay que reconocer que no todos los líderes obtienen el mismo resultado en un equipo. Esto es normal y deseable, ya que dependiendo de los objetivos y de la conformación del equipo de trabajo, las características que se buscan en un líder pueden variar. Por esta razón no todas las vacantes de cargos directivos buscan lo mismo,

También debes saber que cada uno de nosotros puede ser líder, así que si aspiras a un puesto directivo es importante saber cuál predomina en ti. Por supuesto, las habilidades se pueden entrenar, así que nuestra recomendación es que adaptes tu estilo según los objetivos y el equipo.

Aquí va el listado de tipos de liderazgo:

Líder autoritario

Este tipo de líder es positivo y dogmático, se basa en recompensas y castigos para obtener la obediencia.

Asume la responsabilidad de la toma de decisiones, controla, dirige y motiva.

Sus habilidades son:

  • Organizativo
  • Eficiente
  • Consigue resultados a corto plazo
  • Supervisa a los trabajadores

Es uno de los estilos con menos resultados a largo plazo ya que a los pocos meses destruye la motivación. Solo es apto para usarlo en situaciones críticas.

Líder democrático

Este perfil basa su liderazgo en la capacidad de decisión y voto de todos los miembros del equipo. Fomenta la participación dejando que el equipo tome decisiones. Se convertirá en guía cuando la decisión influya en la visión estratégica de la empresa o equipo.

Este perfil fomenta la comunicación y la participación, anima y agradece las sugerencias de los colaboradores.

Las características de este líder son las siguientes:

  • Ofrece diferentes soluciones que el equipo puede votar
  • Fomenta la participación
  • Busca soluciones compartidas
  • Orienta a sus colaboradores, pero no les da ordenes
  • Motiva a su equipo
  • Es capaz de delegar tareas de forma efectiva

Una de las principales desventajas de este tipo de dirección es que el proceso es lento y a veces no es posible contentar a todo el mundo.

Otra dificultad con la que se pueden encontrar es la reticencia de algunos profesionales a colaborar o aportar sugerencias.

Líder timonel

Este líder dice qué hay que hacer, monitorea y corrige. Su objetivo es fijar un rumbo y mantenerlo.

Habilidades:

  • Capacidad estratégica del equipo
  • Fijación de objetivos y ejecución clara
  • Orientado al cumplimiento de las metas

Es uno de los más demandados por su efectividad. Sin embargo, si no desarrolla capacidades sociales y desarrolla lazos afectivos puede perder el compromiso de su equipo.

A la larga su equipo puede irse si no enriquece su estilo con otros más resonantes, como puede ser el coach o el afiliativo.

Líder coach

Usa habilidades y técnicas de coaching para sacar lo mejor de su equipo. Sitúa al equipo en una zona de aprendizaje y hace que todos los miembros, incluso su propia persona, se cuestionen el funcionamiento de todo.

Entre su forma de liderar se encuentra:

  • La escucha empática
  • Búsqueda e implementación de nuevas herramientas
  • Propuesta de retos y motivación para conseguirlos
  • Promover la autogestión de su equipo
  • Crear compromisos con los miembros del equipo

Puede encontrarse con la reticencia de algunos miembros del equipo e incluso de la propia organización.

Líder visionario

Es la persona que tiene la capacidad de mover a las masas a través del contagio de su ilusión por una gran idea.

Habilidades:

  • Contagia su entusiasmo
  • Es coherente con lo que piensa y hace
  • Piensa en grande y tiene una idea clara de cómo quiere que sean las cosas
  • Centra sus objetivos en lo que importa

El problema de este tipo de liderazgo es que al centrarse en lo grande a veces pasa por alto las dificultades diarias y las pequeñas cosas que se interponen en el camino de las grandes.

Su visión puede ser contagiosa, pero solo conseguirá el éxito si mantiene una perspectiva realista con respecto al objetivo final.

Líder afiliativo

El lema de este perfil es “primero las personas”. Es decir, su forma de liderar un equipo es pensar en sus miembros. Se preocupa por ellos y tiene en consideración sus opiniones y sugerencias.

Los líderes afiliativos tienen resultados muy altos en los índices de motivación e implicación ya que se encargan de fomentar fuertes vínculos emocionales con las personas.

Estas son algunas de sus habilidades:

  • Saben escuchar y fomentan la participación de todos los miembros
  • Se preocupan por las necesidades de los demás
  • Crean vínculos fuertes con su equipo, estrechan lazos a nivel personal
  • Mantienen un trato cercano y amable
  • Dosifican presión justa para lograr objetivos
  • Tienen empatía

Aunque consiguen un compromiso muy alto con los miembros de su departamento, no ejercer más presión puede dificultarles conseguir los objetivos.

Este tipo de líder no está orientado a resultados, a menos que haya trabajado esa parte.

Conclusiones

Para ser eficaz, el liderazgo debe ser adaptativo, estar en equilibro con el entorno y el equipo. Cada uno de los 6 estilos de liderazgo deben ser usados dependiendo del momento. ¿Cuáles son los mejores líderes, en el fondo? Los que combinan las habilidades de los 6 y saben utilizarlas convenientemente según la ocasión.

¿Qué te recomendamos? Haz una reflexión y determina cuál es tu estilo prioritario. Con este conocimiento a mano, aprende las técnicas de los otros 5. Así tendrás un gran abanico de herramientas para optar a cargos directivos y conseguir los retos que te propongas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *