Salario económico, un factor decisivo para cambiar de empleo

¿Cuándo cambiar de empleo? Ojo con los sueldos

Ni más ni menos que tres cuartas partes de los trabajadores del mundo no están satisfechos con su empleo actual. Es una gran mayoría desmotivada. ¿Eres parte de ella?

Buscar un nuevo empleo significa tener que pasar por todas las fases del proceso, no solo las físicas sino también las mentales.

El factor más importante para cambiar de trabajo depende del momento de tu vida en el que te encuentres. Las personas que pertenecen a la generación Baby Boomers creen que el sueldo es el factor más decisivo. Sin embargo, para los Millenials y la Generación X el sueldo se encuentra en segunda posición por debajo de las oportunidades de carrera que ofrezca la empresa.

El sueldo como reconocimiento

El sueldo es una cantidad recibida como contraprestación por la dedicación y las horas trabajadas. Dicha cantidad está estipulada según el trabajo desarrollado y debe tener en cuenta los costos de vivienda, comida y gastos, y permite el desarrollo personal y familiar del trabajador.

El sueldo muestra el grado de reconocimiento que la empresa tiene hacia el trabajador, es decir, cuanto más alto, más valora la actividad que realiza esa persona en la compañía.

La mensualidad puede usarse como incentivo para mejorar el desempeño y la productividad, además de ser una fuente de fidelización, ya que da seguridad y permite al trabajador pensar a largo plazo.

Una de las razones de cambiar de empleo es porque ese salario no se adecua al valor real que el trabajador cree que aporta. Muchas veces los salarios se congelan y aunque cada año crezcan las responsabilidades y los gastos, el salario no crece igual de rápido.

Antes de aceptar un trabajo debes evaluar y examinar las tareas que exige, la cualificación que demanda y calcular si lo que te ofrecen está en línea con los sueldos actuales en el país donde se desempeña.

Aunque el sueldo es una razón de peso para decidirte a un cambio, también necesitas tener en cuenta el salario emocional que complementa al económico y puede facilitarte el equilibrio entre vida laboral y familiar.

¿Cuándo llega el momento de cambiar? Ojo con los sueldos

Hay temporadas en las que determinados puestos de trabajo tienen mayor demanda que otros. También hay temporadas en que los salarios suben y otras en las que bajan.

Estos factores pueden deberse a muchos motivos, como por ejemplo mucha demanda y poca oferta, apertura de nuevos negocios en una zona, nuevas habilidades de los profesionales, etcétera. La verdad es que no resulta un cálculo sencillo de realizar.

¿Cómo saber cuál es el mejor momento para postular a las vacantes  losen que sueldos mejoran? Ahora en CompuTrabajo puedes crear alertas de salarios.

Se trata de una nueva funcionalidad que te permite saber el sueldo promedio de un profesional en tu sector y te avisa cuando ese sueldo aumenta. Es una información vital para saber cuándo es el momento ideal para empezar la búsqueda de tu nuevo empleo o incluso para pedir un aumento en tu trabajo actual.

Conocer el salario medio de un cargo no solo te ayudará a saber el momento ideal para pegarte el salto: también te puede ayudar cuando te pregunten cuáles son tus condiciones salariales; sí, la típica pregunta capciosa .

Gracias a esta nueva propuesta podrás saber si te sitúas en un rango medio y cuando vayas a la entrevista podrás responder con conocimiento de causa, además de comprobar, ahora mismo, si tu salario está en el rango normalizado de lo que se cobra en un puesto de trabajo como el tuyo.

 El salario emocional otro factor decisivo

No cabe duda de que los pesos representan un buen empujón a la hora de tomar decisiones laborales. Sin embargo, en esta vida no todo es dinero, y aquí es donde necesitas tener en cuenta el salario emocional.

El salario emocional engloba el conjunto de aspectos complementarios a la retribución. Estos aspectos son ya los productos o servicios que permiten al trabajador compatibilizar la jornada de trabajo con sus necesidades personales y laborales.

  1. Desarrollo de carrera profesional: es importante saber si el nuevo cargo puede ser un aporte en tu plan de carrera a mediano y largo plazo. Es posible que el aumento de sueldo sea importante el primer año, pero también deberías preguntarte qué posibilidades hay de crecer dentro del área o si la empresa fomenta la formación continua.
  2. Compatibilidad con tu vida personal: los horarios y la flexibilidad son un factor determinante, y no solo cuando tienes hijos, sino también en otros momentos de tu vida. Por ejemplo, poder asistir a clases o al gimnasio o pasar la tarde con tu familia forma parte del salario emocional que muchas veces no se pregunta en las entrevistas o no se tiene en cuenta a la hora de decidirse por un nuevo empleo.
  3. Buen ambiente laboral: son 9 horas al día, y a veces incluso más, el tiempo que pasas en el trabajo. El ambiente laboral es importante, ya que si no fomenta el compañerismo puede resultar un verdadero problema para tu salud mental. Gestionar el estrés y poder expresarlo es un elemento esencial.
  4. Beneficios sociales: convenios médicos, bonos de movilización y de colación, salas cuna; son prestaciones que no debes dejar de considerar como retribución, aunque no sean en contante y sonante. Son programas que ayudan a las empresas a atraer a nuevos trabajadores, y a retener y fidelizar el talento. Considéralos en el momento de buscar y aceptar un nuevo empleo.

Un empleo motivador y que forme parte de tu plan de carrera

Estamos de acuerdo en que el sueldo tiene mucho que ver con que te plantees un cambio. Pero que esto no te impida reflexionar sobre tu plan de carrera. El nuevo paso que estás dando ¿te llevará a conseguir las metas que te planteaste?

Puede que hasta ahora no hayas pensado en el asunto, pero un trabajo motivador resulta mucho más satisfactorio y hará que tu vida laboral no sea un eterno contar las horas para salir de un lugar donde no te estás desarrollando como persona.

“Escoge un trabajo que te guste y jamás tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida” Confucio

Quén sabe si, en el fondo, el verdadero factor decisivo para optar por otro trabajo sea tan sencillo como hermoso: participar en proyectos innovadores y tener nuevas oportunidades.

Sea como sea, hay una sola persona que decidirá si el cambio vale la pena: tú mismo.

9 comentarios en «Salario económico, un factor decisivo para cambiar de empleo»

  1. Lamentablemente lo descrito , al parecer no aplica a personas de experiencia mayores de 50 años, como en mi caso.
    Solo queda sobrevivir en malas condiciones economicas , resignarse y punto. Las empresas en particular en Chile buscan pagar lo menos posible, obteniendo lo maximo deseado.
    Atte.

    1. Toda la razón, es más en Chile los trabajadores de más de 40 años son considerados ” viejos” y ni siquiera son llamados a entrevista.
      Hay que aceptar trabajos muy mal pagados y que en los que se sub valoran los conocimientos y aptitudes.
      Es como si tener experiencia y cumplir años significara pérdida de capacidades.

      1. igualmente lo confirmo , la persona sale egresado a los 48 años con titulo ni siquiera le dan la oportunidad en empresas chilenas de poder desarrollarse y hacer carrera porque no tiene experiencia y miran la edad y creen que ya no son compatibles. Son empresarios egoístas y egocéntricos mirando solamente sus interés económicos. Hay una Cultura empresarial re provoco. Falta mucho este País. Ni comparar con Empresas Norteamericana, ellos son un ejemplo que se preocupan por sus trabajadores.

  2. Es importante tener un trabajo extra, ya que no solo permite aumentar el ingreso sino tambien hacer algo que a uno le guste. Conosco a personas que tienen varios ingresos y no son empresas sino oficios o hobbies bien pagados, incluso podria convertirse en la actividad principal de ingresos.

  3. Considero que debería la página ordenar mejor la propuesta y enfocarla al resultado deseado por ejemplo ser más específico y decir sin pelos en la lengua estrictamente profesional y tener ese acceso directo y que no pierda tiempo la empresa ni él postulante

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *