¿Te dedicas al marketing? Puede que estés pensando en hacer un cambio

Tal parece que los profesionales de las áreas de marketing y creatividad no están muy contentos. Solo 1 de cada 4, según el estudio de una empresa de cazatalentos del Reino Unido, Aquent /Vitamin T. Hay insatisfacción.

Por supuesto, el mundo del marketing es dinámico y los insatisfechos están buscando un trabajo diferente o están planteándose la idea de cambiar de sector y buscar suerte en otra profesión.

¿Es este tu caso? Continúa leyendo.

¿Por qué se queman estos profesionales?

Sigamos con el estudio. Algunos de los encuestados alegan que su trabajo no avanza, que hay demasiada burocracia o mala gestión.

El ambiente competitivo o la baja inversión económica en los proyectos también son razones para que se sientan saturados y acaben sufriendo el síndrome de burnout.

A todos estas incidencias también se unen las prácticas tóxicas, la necesidad de presentismo laboral y la dificultad de salir de vacaciones o de compatibilizar trabajo y tiempo personal mediante un horario flexible.

Las agencias de marketing y publicidad se han dado cuenta de esta necesidad y están creando programas para luchar contra esta epidemia.

Algunas empresas han empezado a crear formularios para que los trabajadores manifiesten qué es lo que va mal y también para que elaboren peticiones, de modo de detectar y modificar conductas anti productivas o jornadas maratónicas.

Es importante conocer la cultura organizacional

Ahora bien, resulta que perteneces a este sector y la empresa donde trabajas persiste en sus defectos así que ya tienes decidido buscar otro empleo. Lo más importante, entonces, es que conozcas la cultura organizacional de la empresa a la que postulas.

Puede que no conozcas a nadie dentro, pero para hay varios modos de averiguar cuál es la onda de la empresa. Para empezar, te puede servir la página web corporativa. Aquí deberías encontrar información sobre sus beneficios, el ambiente laboral y, si tienen, los testimonios de personas que trabajan ahí.

A continuación consulta las redes sociales, puede ser una buena forma de medir el pulso. Haz una búsqueda por LinkedIn e intenta conectar con algún colaborador de la empresa que estás “pololeando”.

Nuestra misma plataforma CompuTrabajo es una muy buena fuente de información sobre muchísimas organizaciones, porque cada empresa tiene su página, tal como los profesionales tienen sus perfiles y sus currículos. Aquí encontrarás comentarios de colaboradores y ex colaboradores, así como la puntuación de la empresa en los siguientes ámbitos: oportunidades de carrera, sueldos y prestaciones, ambiente laboral y liderazgo.

Algunas empresas cuentan con entrevistas en su página de CompuTrabajo, en estos casos son las experiencias de personas que han pasado por un proceso de selección en esa firma.

Sabes bien que la información es poder. Siguiendo estos consejos antes de postular, evitarás volver a caer en una empresa donde la cultura organizacional te impida desarrollarte como profesional.

¿Cuál es el siguiente paso?

Te toca tomar una decisión. ¿Puedes y quieres continuar en esta profesión o es el momento de cambiar de rubro?

Si quieres seguir en el área de marketing y publicidad, en este link puedes postular a nuevas oportunidades laborales. Recuerda que no es lo mismo trabajar en una agencia que en el departamento de marketing de una empresa. Piénsalo antes de dar tu próximo paso.

Pero también, para un profesional de marketing, es interesante aportar su visión en otras áreas. Si tu decisión es probar suerte en algo distinto, te recomendamos que te plantees las siguientes preguntas:

            1. ¿En qué te gustaría trabajar?

            2. ¿Qué habilidades tienes?

            3. ¿Necesitas algún curso para reorientar tu futuro?

            4. ¿Qué es lo que más te gusta de ese desafío?

            5. ¿Has podido hablar con alguien que se dedique a eso?

Una vez respondidas, céntrate en todas las que presenten dificultades o retos, y así reorienta  tu plan de carrera.

Formación, clave para un cambio de vida

En la actualidad los buenos profesionales son los que se forman continuamente. Eso no implica necesariamente obtener magíster y posgrados, sino más bien invertir tiempo en cursos y microformaciones que te ayuden a mejorar en tus tareas diarias y a la vez te permitan estar al día sobre las tendencias y novedades de tu sector.

Si quieres reorientar tu carrera es probable que necesites un tiempo para encauzar tus conocimientos hacia la nueva área que estás contemplando.

Dispones de muchas herramientas para adquirir las competencias que te demanda tu nueva carrera. Pueden ser cursos online ofrecidos por universidades y empresas e incluso cursos presenciales donde de forma personalizada te guiarán para adquirir nuevas técnicas.

Busca en nuestro blog un artículo que te entregará más información al respecto: “Microformación, formación constante en pequeñas dosis”.

Reorienta tu CV hacia la nueva aventura

Puede que tu lo tengas muy claro, pero si tu CV no lo muestra, ningún reclutador o equipo de gestión de talento sabrá que estás disponible para empezar una nueva carrera.

No es necesario eliminar las experiencias anteriores, ya que estas hablan sobre tus logros, tus habilidades y la experiencia que te han llevado hasta el punto actual. Sin embargo, es muy bueno reordenar tu currículum, de modo que les des mayor importancia a las que te servirán para alcanzar los propósitos de tu nuevo rumbo profesional.

Es posible que en los primeros pasos de esta nueva manera de ver las cosas te toque empezar desde lo más básico: puede ser un voluntariado o una práctica. Estas modalidades de trabajo son perfectas para aprender y alcanzar rápido los conocimientos y confianzas para adquirir mayor responsabilidad.

Lo importante es la actitud. Cuando vayas a una entrevista, entonces, no te centres en lo que no tienes, o sea mucha experiencia, sino en qué puedes hacer en ese nuevo cargo. Muestra interés, ganas y proactividad y el reclutador verá en ti al profesional que puedes llegar a ser en esa empresa.

Hay contactos que nos pueden dar una mano

Ya lo habrás corroborado durante tu experiencia en marketing: el networking es una gran herramienta. Tu red de contactos no solo te puede recomendar empresas o lugares donde aprender: si son contactos de tu nuevo sector, te pueden orientar y explicar qué se teje en esa profesión.

Lo que tus contactos te cuenten te servirá para mantenerte con los pies en la tierra y no idealizar. Pero, sobre todo, te indicará cómo orientar correctamente el esfuerzo que estás haciendo para conseguir tus objetivos.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *