Trabajo por proyectos, el talento más buscado en la era Covid-19

trabajo_por_proyectos

Las habilidades que buscan las empresas han estado cambiando durante este año. Ahora hay muchas organizaciones que buscan candidatos que sepan trabajar por proyectos, algo necesario para realizar un trabajo remoto efectivo.

Se trata de una necesidad urgente que implica para la empresa ser competitiva o no a nivel empresarial. Un enorme efectos secundario del confinamiento ha sido el teletrabajo y el cambio de la filosofía de la medición del trabajo: ahora está en la productividad, no en las horas.

Sencillamente, resulta que organizar a los colaboradores por proyectos es mucho más efectivo y da mejores resultados que mantener la metodología que se usaba antes de la pandemia.

Futuro laboral

Según los estudios de mercado, se reducirán las estructuras rígidas de las empresas y se apostará por esquemas más flexibles y ágiles, que permitan afrontar grandes desafíos de manera rápida y efectiva.

Algunas empresas mantendrán un pozo de talento para contactar con profesionales cuando necesiten sus habilidades. Para los profesionales, ahora más que nunca les resulta importante mantener el CV actualizado y los perfiles en las plataformas de búsqueda de empleo: así, siempre se hallarán dentro de las bases de datos de talento de las empresas.

Si bien se busca a profesionales especializados, lo cierto es que cada vez más organizaciones quieren candidatos multidisciplinarios para afrontar la crisis económica y recuperarse del impacto provocado por la pandemia.

El empleo del futuro es una combinación de todas las modalidades que vinculan empresa-trabajo-personas. Los colaboradores serán el centro de la organización y una estrategia fundamental de Recursos Humanos será pensar en cómo fidelizarlos y darles las herramientas necesarias para crecer dentro y no fuera de la empresa.

Según los expertos el talento pasará de trabajar en una empresa, a trabajar para esa empresa. Aunque pueda parecer una diferencia léxica mínima, el contexto es mucho más profundo y requiere de un cambio de mentalidad por ambas partes.

Trabajar “en” vs trabajar “para”

Hasta ahora los profesionales trabajaban en una empresa, es decir, físicamente dentro de ella. Esto les daba estabilidad pero también imposibilidad, muchas veces, de crecimiento y progresión.

El trabajar “para” no tiene porqué significar inestabilidad, sino más bien tiene que ver con el trabajo por proyectos y objetivos. Este formato permite a los profesional repartir su potencial en múltiples áreas de una organización y poder reinventarse continuamente, evitando el desgaste de la monotonía.

El vínculo con la empresa cambiará, así como también la prioridad de las organizaciones para tener en cuenta la experiencia del colaborador durante su paso por la empresa.

El vínculo entre empresa y colaborador será diferente. No solo estará movido por la motivación y el crecimiento mutuo, sino también por el compromiso para alcanzar las mismas metas y conseguir los propósitos conjuntos.

Muchas de las medidas que se están discutiendo a nivel de sociedad van de la mano de esta concepción. Una red social fuerte, con servicios garantizados e ingresos básicos universales, junto con la reconversión de muchos espacios destinados actualmente a oficinas, suplirá las intermitencias laborales e incentivará a los trabajadores a tener mayores horizontes.

Los beneficios no serán solo económicos: la ilusión por el proyecto y la formación constante serán las claves para atraer el mejor talento a sus organizaciones.

Cómo ser profesionales multidisciplinarios

Es importante que durante la entrevista de trabajo vean que, si bien eres una persona independiente, puedes trabajar en equipo.

Durante esta conversación debes mostrar tus habilidades y competencias y ejemplificar cómo las has desarrollado dentro de los proyectos en los que has participado.

Las habilidades blandas, como la adaptación y la resiliencia, cobran un peso importante al momento de contratar nuevos talentos para el equipo. Así pues, no pierdas la oportunidad de mencionarlas durante la entrevista laboral.

Otra de las habilidades más demandadas son la gestión eficaz del tiempo y la capacidad de comunicación oral y escrita.

El teletrabajo ha aumentado la necesidad de las empresas de buscar profesionales con habilidades blandas muy específicas. Es cosa de ser flexible y adaptarte bien a los cambios.

Para ser un profesional multidisciplinario, el cambio debe ser una constante. No solo debes conocer tu área sino también tener la posibilidad de aprender y acoger otras tareas no tan específicas de tu formación.

En los últimos meses la formación continua ha crecido. Esto se debe a que la mayoría de las empresas han tenido que adaptarse rápidamente a la transformación digital que la situación requería.

Al mismo tiempo, muchos profesionales se han adaptado a estos cambios para evitar que la empresa se quede atrás a nivel competitivo.

El crecimiento laboral también tiene mucho que ver con la curiosidad. Es necesario que un profesional quiera tener una visión más amplia para poder aportar soluciones transversales. Esto choca un poco con los que se hacía anteriormente, cuando la gente se especializaba y dejaba de lado otros aspectos que no tenían relación con sus tareas diarias.

Enfrentar la búsqueda de empleo

Ya comentados los puntos anteriores y teniendo en mente las habilidades requeridas, es el momento de poner manos a la obra en la búsqueda de empleo.

Como hemos mencionado al inicio del artículo, ahora más que nunca es importante actualizar el currículum con las nuevas habilidades aprendidas durante la pandemia. CompuTrabajo, precisamente, contiene la mayor bases de datos a las que recurren las empresas para encontrar el talento que buscan: por eso te recomendamos que actualices tu CV en nuestra plataforma.

Cursos, charlas, experiencias, proyectos… toda esta información debe estar recogida en tu CV. Para impulsar la selección de tu perfil puedes redactar una carta de presentación sobre qué has hecho durante la pandemia y qué te ha enseñado.

La situación económica se va recuperando poco a poco. Sin embargo, para salir de esta crisis, las empresas necesitarán del talento que los profesionales puedan aportar.

Las entrevistas de trabajo cambiarán. Las videoentrevistas y los mensajes serán más frecuentes que antes de la pandemia. La tecnología se ha implementado de forma definitiva y los reclutadores la usarán para mantener la seguridad de los candidatos y así evaluarlos de forma efectiva.

Este cambio de metodología puede suponer una ventaja para los candidatos más proactivos. Es importante practicar.  Desde ya te aconsejamos grabar tus ensayos de entrevistas para que cuando llegue el momento lo hagas con confianza y apliques tus conocimientos adquiridos.

En nuestro blog encontrarás algunos artículos con consejos para realizar una buena videoentrevista. Aprovecha el momento: estúdialos, haz ensayos y aplica esos tips. Trabajar tomando sol, con ropa cómoda, comiendo algo rico, tomarse un rato para salir al parque. Antes pocos trabajos eran así, ahora esa es la meta: ¡de algo que valga la pena vivir en el siglo veintiuno!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *