Usa las redes sociales y dale brillo a tu candidatura

buscar_empleo_rrss

Este 2021 los reclutadores usarán las redes sociales para revisar los perfiles y encontrar a la persona adecuada para sus vacantes.

Lo que pasa es que las redes se han convertido en un medio más para acceder a ciertas ofertas de empleo y en una vitrina donde los reclutadores pueden conocer a las personas que postulan.

Más allá de la entrevista presencial, los gestores quieren ver quién eres, qué valores tienes y cómo te comportas en tu día a día. Usarán los medios que tengan a su alcance para conocerte un poco mejor, y ahí lo más accesible son los perfiles de las redes sociales.

Más allá de lo anecdótico, la información disponible en la red les permite verificar cierta información y acercarse un poco más a nivel personal.

En el fondo, te resulta totalmente beneficioso contar con que posibles empleadores van a revisar lo que posteas, y esa es una oportunidad para potenciarte. Pero ¿por dónde empezar?

Consejos para potenciar tu candidatura

  • Ten un perfil actualizado y con datos profesionales.

Es importante que tus perfiles en redes sociales muestren cómo eres y sobre todo que aporten información relevante.

No estamos diciendo que tu perfil deba ser tu portafolio: las redes sociales se han inventado para interactuar entre nosotros, así que tener un perfil demasiado profesional podría ser sospechoso.

Lo importante es que muestre la persona que eres y los valores que representas. Revisa tus comentarios y publicaciones.

Comparte algunos de tus trabajos u opiniones de tu profesión, eso puede ayudar al reclutador a conocerte un poco mejor.

  • Sigue a las empresas en las que quieras trabajar

Si te gustaría trabajar en determinada empresa, es importante que la sigas en sus distintas redes sociales. Puede que allí publiquen las ofertas de empleo cuando haya una vacante disponible.

También puedes interactuar con esas empresas, dándoles “likes” o dejándoles comentarios… Un día van a descubrir tus interacciones y sabrán que tu interés es real y va más allá del salario.

  • Usa los hashtags para buscar empleo

La gran mayoría de empresas usa los hashtags al publicar sus ofertas. En algunas redes como Instagram o Twitter puedes seguir las etiquetas y enterarte antes que nadie de las ofertas.

Conseguir contrato gracias a tu estrategia social

Antes de empezar a postular, debemos definir perfectamente la estrategia. ¿Qué queremos mostrar en nuestras redes sociales?

Recordemos que todos tenemos una marca personal y es necesario definir qué queremos vender cuando estamos en un canal.

  • Comparte contenido interesante relativo a tu perfil

Por supuesto, algunas redes sociales son más personales que laborales. Sin embargo, en aquellas más mixtas es importante que compartas contenido relacionado con tu trabajo, profesión o sector.

Publicar artículos, entrevistas interesantes o crónicas puede ayudar a los reclutadores a saber que eres una persona que está constantemente buscando mejorar e implementar nuevas formas de trabajo.

  • Revisa las redes en las que te interesa tener más presencia

No tienes por qué tener actividad en todos los canales o redes sociales: la vida no está para eso. Escoge las que más te acomoden y ten en cuenta su uso.

Por ejemplo, LinkedIn es la red social profesional. Así que si te interesa publicar contenido de este estilo, buscar una red profesional o interactuar en grupos sobre asuntos de trabajo, esta es tu red.

Facebook es la red más amplia. Puedes encontrar de todo, desde fotos hasta posteos sobre cosas que te puedan preocupar e incluso grupos de profesionales o aficionados sobre temas que te interesen. Alguien que lo revise tendrá una idea de cómo son tu círculo cercano y tu vida cotidiana.

Instagram es la red de la imagen. Perfecta para publicar videos, fotos y dibujos. Si tienes un perfil creativo, esta red puede ser un gran aporte en tu posicionamiento.

Twitter es la red de la palabra por excelencia. Tienes 280 caracteres para opinar y comentar lo que desees y, si tienes buenas habilidades de comunicación escrita y de poder de síntesis, aquí se va a notar. Eso sí, piensa que es una plaza pública y reflexiona bien antes de postear algo: a cada rato surgen escándalos por tweets pasados.

¿Cómo debe ser mi perfil?

Tener un perfil bien construido es una de las cosas más difíciles según los reclutadores. No vale con que haya simplemente una foto y una descripción: el asunto tiene que estar en movimiento, actualizado y bien diseñado.

1. Foto

Aunque estés usando redes como Facebook o Instagram procura que la foto de perfil sea una en la que apareces y se te vea la cara. Sonríe, que se note que eres una persona en la que podemos confiar.

Si estás buscando empleo te recomendamos no usar una foto grupal, así el reclutador sabrá rápidamente quién eres tu y el chequeo de tus redes será mucho más rápido.

2. La descripción del perfil

En cualquier red social encontrarás el típico cuadro de texto donde puedes hablar de ti, úsalo. Las palabras clave de tu profesión pueden ayudarte a posicionar mejor cuando postulas a empleos por redes sociales.

Recuerda que ese espacio se puede usar como una mini carta de presentación, así que no desaproveches esa oportunidad.

 3. Link

Hay algunas redes sociales que permiten incluir un link como, por ejemplo, Instagram. En ese caso te recomendamos que uses esa herramienta para que la gente vea tu trabajo.

Si tienes un perfil creativo o has publicado algún artículo relacionado con tu trabajo, puedes emplear esta oportunidad para derivar visitas hacia allí.

Puede que más adelante, cuando tengas empleo, quieras cambiarlo, pero mientras te encuentres en modo búsqueda es positivo que vean que te sientes orgulloso de lo que has hecho.

4. Comentarios

Revisa los comentarios que has dejado por la red. Los chistes que con el tiempo terminan apareciendo como barbaridades, los días en que te pusiste a pelear con el aire, las veces en que no alcanzaste a enfriar la cabeza…

No te recomendamos borrar tu historial, eso se vería raro y podría inducir al engaño. Más bien dale una revisión rápida para que no haya nada que pueda entorpecer tu contratación.

Todos hemos tenido mensajes en redes sociales que tras un tiempo de reflexión hemos querido borrar: esta es la mejor ocasión.

5. Fotos inapropiadas

Hay muchos tipos de fotos que, en vez de mostrar quién eres, hacen pensar que eres una persona de la que te gustaría salir corriendo. Este no es el blog adecuado para mencionarlas todas, pero ver momentos demasiado íntimos (insistimos, una red social es como una plaza pública) desconcierta a alguien que no te conoce.

Los reclutadores entienden que somos personas y disfrutamos de nuestro tiempo libre, pero si hay alguna foto que te comprometa o dé una impresión de ti que no es la correcta, es mejor eliminarla del perfil.

Aquí lo que te recomendamos es tener una cuenta más “personal” en Facebook, incluso con acceso privado, y otra más “pública” en Instagram y/o Twitter. Lo importante es que, como decíamos más arriba, mantengas tu imagen pública actualizada.

Debes pensar que estás trabajando tu Personal Branding, así que una imagen vale más que mil palabras: estás en tu derecho y en tu obligación de cuidar tu marca personal.

¿Cómo busco trabajo en las redes sociales?

Vamos con el último paso: una vez que tienes todo en orden, ya puedes empezar a buscar empleos.

Primero que nada elabora una lista con las empresas que quieres seguir en redes sociales. Al darles “follow”, ya las tendrás en el feed de tu red social y cuando entres podrás verlas directamente.

También puedes formar parte de grupos de búsqueda de empleo o seguir a CompuTrabajo en sus redes sociales. En estos canales se van publicando ofertas de empleo o links para postular a nuevas vacantes.

Por otro lado, puedes echar mano a los hashtags para hacer seguimiento de ofertas de ciertos perfiles.

Es importante tener una rutina cuando te encuentras en búsqueda de empleo. Dedica unos minutos al día a revisar las redes sociales y postular a las vacantes que más te interesen.

Una vez encontradas las ofertas, lo típico es que la postulación a la vacante se haga fuera de la red social. Ten a mano tu currículum en tus principales dispositivos por si tienes que adjuntarlo.

Aunque cada vacante requiere un tiempo, a veces es mejor postular apenas lo ves. Presta atención a todo lo que piden y, si debes añadir el currículum, es mejor que se encuentre actualizado.

Cuando publican sus vacantes, muchas empresas usan CompuTrabajo para que los candidatos terminen de completar la petición.

Las organizaciones saben que deben facilitar la inscripción de las vacantes. Por ello, usan plataformas donde la gran mayoría ya tenga el currículum subido. Recuerda comprobar que tu CV es el correcto antes de postular.

Finalmente, si las ofertas no se encuentran en CompuTrabajo, anota a cuáles has postulado, de modo de hacerles un seguimiento. Así, cuando recibas la llamada de los reclutadores sabrás exactamente a qué empresa se refiere y no pasarás una plancha.

Y sí, tu cuenta de CompuTrabajo te sirve como repositorio para guardar tus CV y tus datos, así los puedes copiar y pegar en tus postulaciones menos “formales”, porque hay empresas que incluso reclutan por Whatsapp. ¡Ten tu perfil actualizado, aprovecha la herramienta!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *