Video presentación: ¿quién eres?

video_presentacion

Cuando estás buscando empleo, una de los pasos más habituales hoy en día es cuando te preguntan quién eres, cómo te defines como persona y como profesional. Lo que ha cambiado es el formato.

Las videopresentaciones son uno de los nuevos formatos que piden los reclutadores cuando has pasado la primera etapa del proceso, es decir, el filtrado de currículos.

Esta herramienta les permite evaluar cómo te desenvuelves ante un desafío y también la forma en la que hablas y te mueves.

Recordemos que al igual que en la entrevista presencial, el lenguaje tiene muchas capas y el reclutador debe ir descodificándolas una a una para llegar a conocerte mejor.

Para ponérselo fácil es necesario grabar un buen video de presentación, así que hoy vamos a revisar cómo hacerlo y qué consejos son importantes para llevarlo a cabo con éxito.

¿Qué debo decir?

Vamos a hacer una aproximación generalista a esta presentación, aunque debes tener en cuenta si la petición viene con preguntas concretas sobre parte de tu experiencia o habilidades.

Los videos de presentación suelen servir para conocer a las personas, así que empieza el vídeo diciendo tu nombre y perfil profesional.

El video debe reflejar tanto las aptitudes estrictamente profesionales que tienes, como tus puntos fuertes, que pueden ser la creatividad, la decisión, tus dotes comunicativas, los idiomas o tu autoconfianza.

La duración del vídeo no debe ser muy extensa, como máximo 5 minutos. Por supuesto, es típico que cada empresa especifique su formato.

Es importante partir de un guion previo, ya que improvisando puede que no muestres lo que realmente quieres que sepa el reclutador.

Partes del guion:

  • Presentación: quién eres, qué haces actualmente y porqué quieres el cargo.
  • Experiencia profesional: resume tus mayores logro; si recién egresaste, cuenta tu experiencia durante la carrera, logros deportivos o experiencias de actividades que hayas realizado.
  • Formación: al contar con poco tiempo señala la más reciente o la más relevante para el cargo al que postulas.
  • La última parte servirá para mostrar tus habilidades blandas y terminar con la frase que permita “venderte” a la empresa.

Es importante que sientas que el video te identifica, que muestre cómo eres y que se vea tu originalidad. No hace falta ser Scorsese, pero seguro que hay algo de ti que es único y eso se debe reflejar en el video.

La diferenciación permite impactar al reclutador y captar su atención. Piensa que si te piden una vídeopresentación, también habrá otras candidaturas haciendo el mismo video.

La presentación debe ser clara y concisa. Practica varias veces hasta que veas que la comunicación es fluida, la postura y los gestos adecuados y el tiempo el permitido.

Ten en cuenta que este tipo de acciones son parecidas a una entrevista cara a cara, así que cuida tu imagen. Ten en cuenta qué vestuario encaja con la cultura de la empresa, revisa el fondo que no se vea muy desordenado (ni demasiado ordenado) y no olvides mirarte en el espejo antes de empezar: el pelo y a sonrisa que llevarías a una oficina en un buen día.

Consejos para hablar ante cámara

Hay gente que tiene un don natural para hacer esto, pero a otra les cuesta un poco de esfuerzo y práctica.

No tengas miedo, el ensayo y error funcionan muy bien. Enfrenta esto como un reto y mantén una actitud positiva, eso también se palpa en la presentación.

Aquí van algunos consejos que te pueden ser útiles:

  • Mira al frente, intenta que tus ojos miren directamente al objetivo como si fueran los ojos del reclutador.
  • Desenvuélvete con sinceridad, por que si no, habrá pequeños gestos que te delatarán y los reclutadores se darán cuenta. El cuerpo revela inseguridad e imprecisión.
  • Ten los puntos y el guion en mente, pero habla con naturalidad.
  • Cuida el tono y el vocabulario, es una actividad profesional.
  • Cuida el ritmo, no te aceleres demasiado ni tampoco vayas muy lento. La persona que te está viendo debe entenderte bien y a la vez no debe aburrirse.
  • Ensaya frente a un espejo para ver cómo lo haces y realiza diversas grabaciones, así vas comprobando qué es lo que transmites y qué  es lo que debes mejorar.

Requisitos técnicos para realizar el vídeo

Debes tener claro cómo quieres hacerlo, si en un mismo sitio o en sitios diferentes. Según el guion, necesitarás edición o no.

Revisa los planos con anterioridad y chequea que el sonido se oye bien. Recuerda los típicos videos de YouTube donde no se entiende nada porque el viento, los autos, los vecinos o los perros tapan el sonido.

Todos los elementos de la imagen aportan información y captan la atención de la persona que lo está visualizando. Así pues, que el fondo no te eclipse. Si lo grabas en una habitación, que se vea ordenada y limpia: estás proyectando tu imagen como profesional.

Te recomendamos siempre tener la cámara con trípode o bien apoyada en algún sitio para que la imagen no se mueva.

Es mejor usar la luz natural, pero si debe ser artificial ten en cuenta el contraluz o la sobresaturación de la imagen.

Es importante que analices el encuadre que quieres. Puedes usar un plano corto o ¾ para tu presentación más personal. Todo dependerá del montaje y de lo que tengas en mente.

Graba varias tomas de la presentación o cada trozo que forme parte del montaje final, así siempre podrás quedarte con la mejor versión.

Si te equivocas, revisa, repite, revisa y repite hasta que el trabajo te satisfaga.

Si tu video necesita edición, te recomendamos usar herramientas como Imovie, Final Cut o, también, editores de video gratuitos que tienes a tu disposición en internet.

Guarda el archivo en diferentes formatos, aunque en mp4 suele ser compatible con todos los dispositivos. Súbelo también a tu canal de YouTube o red social para poder adjuntar el enlace y así evitar posibles problemas de reproducción.

Hay cada vez más empresas que quieren ampliar la información del candidato: una presentación de este tipo puede ayudarte a pasar el filtro y llegar a la entrevista final.

Ensaya y usa este reto para aprender y conocer un poco más sobre las habilidades comunicativas que tienes ocultas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *