8 gestos para mejorar la experiencia de candidato

8 gestos para mejorar la experiencia del candidato

Entregar una mala experiencia durante el proceso de selección es arriesgado para tu empresa: puede hacerte perder no solo candidatos, sino también clientes, además de perjudicar la reputación corporativa

Queremos ayudarte a evitar ese riesgo. Con 8 gestos fáciles y ágiles de implementar, puedes mejorar la Candidate Experience que entrega el área de RR.HH. de tu empresa.

Los candidatos que experimentan un buen proceso tienen 100% más de tendencia a recomendar a la empresa y convertirse en clientes, aunque no hayan sido contratados.

Por supuesto, buena experiencia implica atención personalizada. Pero sabemos que el equipo de RR.HH. tiene mucho trabajo y a veces no resulta fácil invertir tanto tiempo en todos los candidatos.

Sin embargo, tal como veremos a continuación, no es una tarea imposible. Puede realizarse e implementarse de forma rápida y los resultados pueden hacerse evidentes a mediano plazo.

8 gestos para mejorar la Candidate Experience

1. Investiga a tus candidatos y toma notas

Un buen candidato investiga a la empresa antes y después de postular. Como gestores, corresponde que hagamos lo mismo.

Esta investigación debe hacerse cuando el candidato está citado para la entrevista, es decir, en una etapa avanzada, de modo que los candidatos aptos no sean tantos como al inicio de la convocatoria.

Para acotar las listas, puedes usar filtros que te ayuden a descartar los candidatos y destacar a los que mejor encajen. En CompuTrabajo están disponibles las Killer Questions o preguntas de filtrado que te pueden ayudar a encontrar candidatos que superen cierto umbral de calidad.

Hay otras formas de filtrar a las personas que quieren formar parte del equipo. Si cuentas con un software de reclutamiento como Sherlock podrás crear procesos automatizados e ir descartando candidatos a través de los test.

Una vez acotadas las listas, pasemos a la investigación previa. Aquí podrás hacer preguntas más concretas sobre la persona y mencionar algún tema que le interese. Es una buena manera de obtener información sobre cómo es esa persona fuera del ámbito laboral.

Consulta su currículum y redes sociales. Esto podrá ayudarte a desarrollar mejor la parte de la entrevista destinada a la experiencia laboral.

2. Haz que sientan la cultura de la compañía

Según la consultora Gallup, la cultura de la empresa puede aumentar o disminuir en un 20% las posibilidades de atraer talento.

Muchas empresas dicen tener una gran cultura empresarial, pero a veces cuando los candidatos asisten a la entrevista no se quedan con esa sensación.

Lo que quiere una persona es asegurarse de que esa nueva oportunidad es realmente buena. Por eso quieren saber cómo se sienten los colaboradores, cómo es el día a día, qué se promueve…

Hacemos hincapié en algo que hemos comentado muchas veces: en tu página de “Trabaja con nosotros debe haber testimonios de trabajadores, noticias sobre las actividades, los beneficios de trabajar allí, etcétera.

Durante la entrevista debes explicarle a la persona las actividades que se realizan y cómo el resto del equipo la ayudará a integrarse: hazle sentir la experiencia de trabajar allí.

3. Comunicación constante

Uno de los errores más graves que se puede cometer durante la Candidate Experience es no mantener la comunicación.

La persona quiere estar informada sobre cómo evoluciona el proceso desde el mismo momento en el que postula a la vacante.

Ocurre lo mismo aunque el proceso haya finalizado y el candidato no haya sido seleccionado. La incertidumbre y la mala comunicación pueden perjudicar seriamente a tu Employer Branding.

Puedes usar plantillas predeterminadas, redactadas en tono amable, para comunicarte con ellos. Y si cuentas con Sherlock puedes automatizar esos mensajes de manera que se envíen en cada fase del proceso de selección.

Recuerda siempre personalizar el mensaje. Preocúpate de que el mail se dirija a la persona con su nombre de la persona, el cargo al que postuló, el nombre de la empresa y un recordatorio de que su CV será considerado en futuras oportunidades.

4. Infórmale sobre las personas que estarán presentes en la entrevista

Esto puede parecer irrelevante pero no lo es. Si un candidato se espera una entrevista cara a cara con una sola persona, puede reaccionar mal o parecer poco preparado si la entrevista es con un grupo de 8.

Puedes comentárselo por teléfono o bien por email. Dale los nombres y/o cargos de las personas que asistirán. De este modo la persona sentirá que la empresa facilita la entrevista y además es transparente, que es uno de los rasgos más demandados por los millennials.

5. Sé realista con el trabajo que desarrollará

6 de cada 10 colaboradores dicen que la realidad del trabajo no coincide con las expectativas creadas durante la entrevista, según una encuesta de Glassdoor.

Esa incoherencia puede hacer que todo el trabajo, dinero y esfuerzo invertido en la contratación desaparezca cuando la persona empiece a trabajar: al encontrarse una labor que no se esperan, no rendirá bien o incluso se irá a la primera oportunidad.

Por eso realiza una descripción realista de la vacante. Háblales a los candidatos sobre todos los aspectos del trabajo, las épocas en que hay más tareas por realizar, si hay momentos de estrés.

Eso no significa mostrar solo los aspectos negativos, pero no tiene sentido ignorarlos por completo. Una imagen real le ayudará a la persona a saber si es capaz de sacar adelante los objetivos planteados.

Aprovecha esta instancia para hacerle sentir la cultura de la organización, explicándole qué herramientas da la empresa para superar los periodos difíciles y cómo trabaja el equipo para conseguir las metas propuestas.

6. Dónde se realiza la entrevista

La sala dónde se lleve a cabo la entrevista también influirá en la experiencia del candidato. No es lo mismo hacerla en una sala de reuniones que en la cafetería de la empresa o bien en cualquier escritorio.

Es importante que los candidatos se sientan cómodos,  asegúrate de la calidad del espacio.

Algunos de los candidatos con los que hemos hablado explican experiencias un poco traumáticas. Por ejemplo, uno tuvo que hacer su entrevista en una cafetería porque la oficina estaba en obras.

Otro dio sus respuestas delante de los demás candidatos, lo que hizo que la presión aumentara y se sintiera juzgado no solo por el entrevistador, sino también por el resto de los compañeros de postulación.

Busca un lugar acorde a la filosofía de la empresa y asegúrate de que tiene todo lo que necesitas para desarrollar la entrevista sin interrupciones.

7. Sé puntual y mantén los tiempos

Es una de las premisas que tienen los candidatos: llegar puntual a la entrevista. Otro tanto les corresponde a los entrevistadores.

Planifica bien tu agenda y asegúrate de poder cumplir tu palabra.

Mantén los tiempos: si les dices a los candidatos que será una entrevista de una hora, procura no superar ese tiempo límite.

Cualquier cosa que digas a la persona entrevistada deberás mantenerla. Por ejemplo, si le dices que contactarás con ella en tres días, anótalo en la agenda y hazlo.

Piensa que tú eres la imagen de la empresa: todo contacto contigo influirá en su impresión de si ese es el lugar adecuado.

8. La importancia de los detalles

Los pequeños detalles pueden interferir en la experiencia del candidato. No prestar atención a los detalles de cada paso que da el candidato en la empresa pueden perjudicar todo el trabajo del equipo. Y repercutir, además, en el Employer Branding de la marca.

Elabora un listado de las instancias en que el candidato tendrá contacto con la empresa y asegúrate de que recibe el trato adecuado. Puedes consultar todas las fases de contacto en nuestro artículo Crea una buena Candidate Experience.

Otorgar una buena Candidate Experience ayuda a:

  • Reducir costos por contratación
  • Mantener una base de datos activa y fiel
  • Mejorar la tasa de conversión de las vacantes
  • Aumentar los comentarios positivos sobre tu Employer Branding

Fuera de toda duda, implementar estos 8 puntos en tu estrategia empresarial crea un círculo virtuoso de calidad por calidad, resultados a corto y mediano plazo. Considéralo y agrega valor a tu empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *