Beneficios reales del Employer Branding: implementa ya tu estrategia

beneficios_employer_branding

Hay mucho, mucho que hablar sobre el Employer Branding. Pero es posible que ante tanta información no sepas por dónde empezar, y esto mismo retrase la implementación de esta estrategia en tu empresa. Pensamos que lo primero que necesitas hacer es convencer a actores importantes que en este momento ni siquiera están familiarizados con el concepto: el resto del área de RR.HH., la Gerencia de Operaciones y el área Marketing y Ventas. Hoy te proponemos los pasos básicos para demostrar que un Employer Branding bien ejecutado es una buena opción para mejorar el Retorno de Inversión (ROI).

El tamaño de la empresa no es una excusa

Todas las organizaciones llevan a cabo las mismas acciones para atraer el talento. En este sentido, pues, es imposible diferenciarse a la hora de enamorar al mejor candidato.

Las fases de esta estrategia son: atraer, convertir, contratar y enamorar. Las empresas no deberían competir por salir a buscar al mejor talento, sino por atraerlo hacia la organización. Es decir, la decisión, la parte activa, está en el candidato y no en la empresa que ansía incorporarlo a su equipo.

Si piensas que, por ser pequeña, tu empresa no necesita esta estrategia, te equivocas. Cada una tiene una cultura organizacional que la hace única y atractiva para determinados candidatos. Por ese motivo es importante trabajar el Employer Branding.

Independiente de si la empresa es pequeña, mediana o grande, cuando estás buscando un candidato lo que quieres es que encaje en su cultura específica. Si una persona se siente a gusto con los valores y misiones del negocio, esto la hace el doble de productiva que si no encaja en ella.

Aquí radica la importancia del Employer Branding: en que es independiente del tamaño, porque todo gestor de talento quiere que su equipo esté formado por los mejores y más adecuados.

Hablemos de presupuesto

El dinero destinado a esta estrategia dependerá de cada área de RR.HH. Pero adelantamos que no es necesario gastar grandes sumas para hacer publicidad o branding: puedes utilizar las herramientas digitales y de bajo costo que ya posee la empresa, y centrarte en la comunicación y la plataforma para difundir el mensaje.

Los canales en los que la empresa seguramente ya está presente y en los que puede transmitir su reputación de marca empleadora son los siguientes:

1. Página de “Trabaja con nosotros”: Casi el 70% de los candidatos consulta esta página para conocer con profundidad la empresa y saber si podrían encajar o no en la cultura organizacional. Es importante que esta página se encuentre actualizada y muestre lo mejor de… trabajar  con ustedes, precisamente.

2. Redes Sociales: si una organización no tiene redes sociales, es posible que ni siquiera exista para el candidato. Si ya cuenta con redes sociales, úsalas para enamorar al talento. Y no solo para el contenido directamente relacionado el Employer Branding, porque claramente se trata de un estupendo canal para difundir las candidaturas o ir contando las novedades que pueden hacer que los candidatos deseen formar parte del equipo. El 79% de las personas usan las RR.SS. para buscar empleo: no desperdicies el poder de este canal.

3. CompuTrabajo: es importante que la página de empresa de CompuTrabajo, así como las ofertas de empleo que publicas en nuestra web de empleo sean atractivas y plasmen la estrategia de marca empleadora. Preocúpate de que todos los mensajes vayan hacia una misma dirección, independiente del canal. Edita la página, agrega información, cuida las evaluaciones y publica ofertas atractivas y claras.

La comunicación es la clave de la estrategia

Hacer branding consiste en crear contenidos atractivos que enamoren al consumidor. En el caso de tratarse de Employer Branding, ese contenido gira entorno a por qué es agradable e importante trabajar allí, cómo tratan a las personas y cómo se siente formar parte del equipo. El proceso es similar al de crear marca, con las diferencia de que el público objetivo no es el comprador del producto que vende la empresa, sino el candidato que queremos atraer para formar parte de ella. ¿Y cuál es el producto? Nada menos que la empresa misma, como empleadora, y las ventajas que entrega más allá de lo monetario.

La comunicación es la clave para enamorar al talento. Lo mejor es que muchas veces no será necesario crear el mensaje, porque bastará con mostrar algo que la empresa posiblemente ya está haciendo, es decir, cuidar de las personas.

Hablemos de los formatos. Además de los mensajes escritos es importante prestar atención a las fotografías y videos. El consumo de videos crece, así que una buena manera de captar el talento es usar ese formato.

Publica las opiniones de las personas que desarrollan su carrera en la empresa. Eso transmite confianza y, además, suele ser decisivo para los candidatos al momento de postular o no a una vacante.

Fuera de este tipo de comunicación, donde el contenido está pre hecho o es automatizado, también es muy esencial mantener una relación personalizada con los candidatos, independiente de la fase del proceso en que se encuentren. No es excusa la cantidad de trabajo para no comunicarte con la persona que quiere trabajar contigo.

Cuida esta experiencia personalizada, porque la negligencia en este sentido repercute negativamente en tu imagen. Imagina que entras en una tienda y preguntas por un producto; aunque no tengan lo que andas buscando, esperas que te respondan, aunque sea con un “no”, pero si no recibes ningún tipo de respuesta seguramente no volverás a entrar y no la recomendarás.

Ocurre lo mismo cuando un candidato no recibe ningún tipo de comunicación. Seguramente no recomendará postular con ustedes, y la empresa perderá un talento que el un futuro podría encajar en sus necesidades.

Para evitar ese problema, se pueden automatizar las comunicaciones personales. Si cuentas con un Software de Reclutamiento (ATS) puedes establecer reglas de comunicación y enviar correos personalizados, así mantendrás el contacto de una persona que  al obtener una experiencia positiva, en un futuro le interesará ser miembro del equipo.

Beneficios reales del Employer Branding

Puede que tú seas un fiel creyente, pero debes demostrar empíricamente que esta estrategia será favorable para tu organización. Para ayudar a convencer al resto te presentamos aquí los beneficios reales de usarlo:

  • Ayuda a aumentar las ventas. Una buena experiencia de candidato puede suponer un aumento del 10% de las ventas gracias a las recomendaciones tanto de los candidatos como de los colaboradores.
  • Crece la reputación de la marca. Esto ocurre no solo a nivel empleador, ya que se logra una mayor aceptación entre los clientes. No compramos a empresas, compramos a personas. Al saber que el colaborador está siendo bien tratado, el consumidor se sentirá inclinado a consumir tus productos, prefiriéndolos por sobre los de empresas con reputación deficiente.
  • Los candidatos que se apunten a la oferta encajarán desde antes con los valores de la organización y ya tendrán conocimiento sobre su manera de trabajar, por lo que se reducirá tiempo en el proceso de contratación. En efecto, las organizaciones con buena reputación de marca consiguen contratar talento invirtiendo la mitad de sus contrapartes con mala reputación.
  • Aumentará la tasa de retención de talento. Usar una estrategia de Employer Branding fomentará que los colaboradores tengan presente el programa de beneficios de la empresa, y esto repercutirá positivamente en la retención del talento.
  • Fomentar la participación y las evaluaciones le permitirá a la empresa saber si hay temas donde sea necesario mejorar y medir el grado de satisfacción de los colaboradores e incluso de posibles clientes. Usa los comentarios como si fueran un termómetro de valoración del equipo hacia la organización.

Esperamos que esta pequeña orientación te haya resultado valiosa. Son pasos básicos que te ayudarán a planear lo que harás a continuación, tanto en lo que se refiere a tu trabajo como en la manera de buscar apoyo dentro de la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *