Colaborador motivado, empresa productiva

colaborador_motivado

Los colaboradores son la fuerza de toda empresa, es el capital más valioso. Sin ellos, no podría llevarse a cabo ninguna acción. Lo sabemos, ¿verdad?

Un colaborador motivado, feliz, es un colaborador más productivo, lo que hace que la motivación sea un aspecto crucial y estratégico para la empresa y para el departamento de Recursos Humanos.

¿Cómo podemos avanzar en ese conocimiento del colaborador, para mejorar su motivación? Gracias a los software de gestión de recursos humanos, es posible conocer mejor al equipo, escuchar activamente sus peticiones y a la vez gestionar el reconocimiento. HolmesHR tiene una serie de funcionalidades que facilitan esta labor al gestor.  

La tecnología permite sistematizar y automatizar ciertas áreas del manejo y gestión de recursos humanos y permite aumentar el conocimiento que la empresa tiene de su colaborador, lo que mejora su experiencia como empleado y aumenta su sentido de pertenencia.

Beneficios empresariales de la motivación laboral

Un alto grado de motivación se traduce en un alto grado de compromiso por parte de los colaboradores. Además de su productividad, su retención también es mayor.

Según el informe State of the American Workplace, de la consultora Gallup, el 70% de los colaboradores carece de compromiso con la empresa, una tendencia que costará a EE.UU. 450 mil millones de dólares de pérdida.

Conocer la motivación de un colaborador permite mejorar las acciones de tu plantilla de gestión de personal, para impulsarlos hacia el éxito y facilitarles su integración laboral.

Además de estar más comprometidos, los empleados motivados manejan los cambios con mayor facilidad, son mejores solucionando problemas y tienen mayores niveles de innovación y creatividad. También se centran en el cliente, son más rentables y crean niveles más altos de satisfacción de cliente.

Todos estos motivos son más que suficientes para fomentar la motivación dentro de la organización y crear programas específicos para hacerlo.

Los empleados emocionalmente desconectados de sus compañías pueden incluso trabajar en contra de los intereses de esta, además de contagiar su malestar al resto de sus compañeros.

Lo que mueve a las personas

Aun hay estudios que buscan definir qué aspectos neurocientíficos influyen en la motivación.

El informe presentado por un grupo de profesores de neurociencia de Harvard dice que hay cuatro factores que influyen en el comportamiento humano: el impulso de adquirir, el de defender, el de establecer vínculos y el de aprender.

“Cuando los gerentes de recursos humanos entienden lo que impulsa el comportamiento de una persona, pueden diseñar sistemas, políticas y procedimientos para impulsar la motivación”, concluye el informe.

El trabajo no debería ser visto solo como una transacción comercial de tiempo por dinero, en la mente del colaborador, su trabajo debe formar parte de la misión de la empresa y por ese motivo, sentirse orgulloso, ya que comulga con los mismos valores de la organización.

¿Cómo fomentar la motivación de los colaboradores?

  • Crea sentimiento de pertenencia: los trabajadores que crean lazos de pertenencia con el equipo y la empresa cuentan con lazos más fuertes de compromiso. Es importante que los colaboradores tengan la percepción de que formar parte del equipo tiene valor y que su aportación forma parte del éxito global.
  • Alienta su participación: los equipos donde se valora su opinión mediante encuestas recurrentes reducen la fuga de talento hasta un 44%, según datos de la consultora Gallup. Es importante que la empresa se tome el tiempo necesario para escuchar las propuestas y habilite canales de contacto para que el colaborador tenga la libertad de comunicarse.
  • Reconoce el trabajo: no hay nada que desmotive más, que sentir que nadie valora lo que haces, que tu trabajo es uno más y no aporta valor. Reconocer el trabajo de los empleados y reconocer su esfuerzo desempeña un papel importante en la consecución de los objetivos. Esta acción hará que los colaboradores se sientan orgullosos de su trabajo en la organización. Hay programas de reconocimiento que pueden ayudar a sistematizar el reconocimiento, aunque a veces también basta un “gracias”.
  • Ambiente de trabajo positivo: un clima hostil puede destruir todo rastro de motivación. Pasamos ocho horas o más en el lugar de trabajo, así que es importante que ese tiempo estemos cómodos y nos sintamos seguros. Un mal ambiente puede tirar por tierra todo el trabajo realizado.
  • Informa al equipo: la transparencia es uno de los rasgos más valorados por los colaboradores a la hora de escoger una empresa para trabajar. La organización debe comunicar sus planes y hacer partícipe al equipo, así como dar feedback al colaborador para saber cómo desempeña sus funciones. Esta comunicación permitirá mejorar la experiencia del trabajador y aumentará los lazos de pertenencia con la empresa.
  • Beneficios: cada vez es más importante poder conciliar la vida privada con la laboral. Un programa de beneficios, así como un horario flexible, permitirán al trabajador focalizar su atención en las tareas, sin preocuparse de problemas personales. Un programa de beneficios flexible deja que cada trabajador escoja del listado de beneficios disponibles el que más le interese.
  • Incentivos: es posible recurrir a los incentivos por logros conseguidos. Es bueno que el colaborador tenga una motivación intrínseca, pero hay momentos del año que son más duros y que un incentivo extra ayuda a mantener el ritmo. Premiar el trabajo bien hecho no siempre tiene que hacerse con dinero. Hay muchas maneras, como, por ejemplo, dar más tiempo libre, obsequiarles un detalle, reconocimiento público, etc.

Los gestores de recursos humanos son la clave de esta estrategia, pero contar con herramientas diseñadas en exclusiva para ellos, puede marcar la diferencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *