Construir la Cultura Organizacional en las pequeñas y medianas empresas

Hay algo que caracteriza a las empresas como Facebook, Google y muchos de los startups más reconocidos del mundo: cuentan con un ambiente laboral revolucionario alejado de los convencionalismos empresariales y que ha creado una nueva tendencia en lo concerniente al bienestar de las personas en el contexto corporativo. Esta aproximación a la experiencia de trabajo despierta el sueño de trabajar en compañías como estas.

Dicho clima laboral hace parte de la Cultura Organizacional. Si bien este concepto se ha popularizado desde mediados del siglo XX, no todos tienen claro qué es y cómo se construye para que sea un éxito.

Definición

Investopedia es un portal web canadiense especializado en educación financiera e inversiones. Según ellos, la cultura corporativa hace referencia al conjunto de características propias de la empresa tales como los comportamientos, las creencias, los valores y los hábitos, entre otros. Este conjunto conforma los rasgos particulares que dan una identidad única a la empresa.

Hay que tener en cuenta que la cultura organizacional se gesta desde las personas que integran la empresa. Está claro que los directivos y altos mandos al interior de la empresa pueden estipular varios de los lineamientos bajo los que esta se rige y que pueden estimular la aparición de la cultura organizacional; sin embargo, la cultura surge de manera orgánica conforme se establecen las relaciones entre los individuos y se desarrollan las interacciones sociales en el ámbito laboral.

Claves para la construcción de la cultura organizacional

Debemos partir del hecho de que la ausencia de una buena cultura organizacional hace que se produzca una alta fuga de talentos. La firma de búsqueda ejecutiva TruPath nos ofrece dos datos relevantes que nos refuerzan la necesidad de construir positivamente la cultura de nuestra empresa:

1.       87% de la fuerza laboral mundial está desconectada de los valores, objetivos y metas de la empresa para la que trabaja.

2.       64% de los empleados afirman no tener una cultura de trabajo sólida.

La cultura organizacional la crean las personas. Por eso, el 75% de los colaboradores no renuncian a sus trabajos, sino que renuncian a sus jefes.

En realidad no existe una fórmula precisa para construir la cultura organizacional perfecta, esto está ligado a la subjetividad.Sin embargo, los expertos consultados por LinkedIn nos entregan 7 claves concretas, con las que nos ayudaremos a edificar la cultura que queremos para nuestra empresa:

1. Pregúntate ¿Cómo quieres que sea vista la cultura de tu empresa?
2. Diagnostica el estado actual de la cultura de tu empresa. Haz los cambios necesarios.
3. Identifica y contrata las personas que influencien positivamente en la empresa.
4. Dedica tiempo a tu reputación como marca empleadora.
5. Asegúrate de incorporar personas que comulguen con los valores de tu empresa.
6. Ejecuta planes que refuercen continuamente los valores de la compañía.
7. Establece indicadores que midan si tu cultura organizacional atrae y retiene al mejor talento.

Estas estrategias no solo son aplicables en pequeñas y medianas empresas: también son válidas para empresas emergentes que quieren empezar con pie derecho su cultura organizacional.

Tenemos por otro lado lo que nos recomiendan los expertos en coaching de la revista Forbes, especialistas en desarrollo de liderazgo y carreras profesionales. Aquí nos brindan varios consejos efectivos para erigir una cultura organizacional exitosa:

–          Empodera y anima a los miembros de tu empresa de manera que se sientan orgullosos de hacer parte de la compañía.

–          Genera un ambiente laboral basado en el respeto mutuo.

–          Construye canales de comunicación adecuados para fomentar la interacción. 

–          Interioriza la idea de colaboración en aras de realzar el concepto de “todos jugamos en el mismo equipo”.

–          Siempre ten presente el propósito y los valores de la compañía. Vívelos con emoción.

–          Establece un liderazgo que apoye a los colaboradores. Escúchalos, entiéndelos.

–          Enfócate en los aspectos positivos y busca enaltecerlos constantemente. Hazlos perdurables en el tiempo.

–          Siéntete conectado con la cultura  de tu empresa y se ejemplo para los demás.

Implementar estas recomendaciones traerá dos efectos positivos a mediano y largo plazo: por una parte los colaboradores desearán permanecer vinculados a la compañía y, por otro lado, la productividad de la empresa aumentará.  En ese orden de ideas, tal como indica TruPath, los empleados que se sientan altamente comprometidos tienen un 87% menos de probabilidades de abandonar la empresa para la que trabajan, si se comparan con sus pares de empresas con cultura organizacional más débil. Además,  este sentido de compromiso y pertenencia de los colaboradores representará un incremento del 19% en el ingreso operativo y del 28% en el crecimiento de ganancias.

Concentremos nuestros esfuerzos en construir una verdadera cultura organizacional que promueva el bienestar de las personas a nivel personal y profesional. Convirtámonos en un referente como empresa empleadora. Seamos la empresa donde todos quisieran trabajar.

3 Comments on “Construir la Cultura Organizacional en las pequeñas y medianas empresas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *