Nuevos perfiles para Recursos Humanos

nuevos_perfiles_recursos_humanos

Los perfiles profesionales están cambiando, qué duda cabe. Pero esto no solo atañe a departamentos digitales, tecnológicos o de innovación, sino que se extiende a toda la empresa incluyendo, sin lugar a dudas, el área de Recursos Humanos. La tecnología y las necesidades de enamorar al talento y retenerlo han hecho que nuevos profesionales trabajen para convertir a las empresas en un buen lugar para desarrollar una carrera.

Actualmente el departamento de gestión de talento es uno de los más polivalentes dentro de la empresa, no solo porque gestiona a personas, sino también por la gran variedad de expertos que lo conforman.

El nuevo paradigma en la gestión de talento

Este año hay un desafío principal que deberán enfrentar las organizaciones: la conexión entre la estrategia de atracción de personas y la de negocio.

La transformación digital de las empresas empieza en gran parte en el departamento de RR.HH. Descubrir nuevas tecnologías, su uso y sus beneficios será clave para mejorar la productividad y la fidelización del equipo.

El departamento deberá centrar sus esfuerzos en:

Para hacer frente a estos nuevos retos es necesario que los profesionales de la gestión de talento incorporen a su experiencia nuevas habilidades. Veamos cuáles:

Análisis de datos

El Big Data se ha convertido en el carbón del siglo XXI. Y en este rubro, definitivamente los datos están convirtiéndose en la solución para tomar decisiones, conocer y fidelizar a los trabajadores.

Según datos de la consultora ICD, en 2020 habrá una cantidad de 44 zetabytes de datos. Además, a lo largo de este año surgirán más de 4 millones de ofertas de empleo relacionadas con el análisis de datos.

Y si el Big Data llega al mundo laboral, también aterriza en el área de gestión de talento. No solo porque estos especialistas serán necesarios para hacer frente a la demanda: el analista de datos será parte del área de RR.HH., ya que aportará en la búsqueda, gestión, atracción y retención de talento.

Hay universidades y empresas que usan los datos para elaborar estrategias personalizadas para motivar y bonificar a sus colaboradores. Este perfil se encargará de aplicar técnicas matemáticas y estadísticas para explorar ideas que resuelvan problemas organizacionales.

El análisis de los datos hará que la empresa conozca mucho más a las personas y pueda entender los procesos de trabajo, los resultados y las necesidades personales de cada trabajador.

El conocimiento y los datos obtenidos gracias a software de reclutamiento de nueva generación, harán que tanto los gestores como los directores de departamento puedan tomar decisiones basándose en datos objetivos.

Employer Branding Community Manager

Tus colaboradores conforman una comunidad que debe ser gestionada y cuidada. Para hacerse cargo de esta tarea aparece el Community Manager, destinado a promover y crear contenido que potencie el Employer Branding de la empresa.

El contenido relacionado con tu marca empleadora debe tener alcance y generar engagement; solo así convertimos a la empresa en un imán para atraer el talento.

Por supuesto, los Community Managers también pueden formar parte de la red de embajadores de la empresa, pero se distinguen de estos porque su tarea consiste en crear contenido exclusivo para los canales tanto internos como externos.

Entre sus tareas también está el storytelling y el posicionamiento de la marca en la mente de los candidatos pasivos.

Ya hemos hablado sobre cómo el candidato se ha convertido en cliente de los departamentos de Recursos Humanos. Por esta razón es imprescindible que alguien del departamento domine las habilidades de marketing, bien para generar una estrategia de atracción desde el propio departamento, bien para trabajar de manera conjunta con el departamento de comunicación y marketing de la empresa.

Director de Felicidad

También conocido como Chief Happiness Officer, es el responsable de mantener el talento dentro de las empresas.

Es un profesional muy valorado en las empresas que apuestan por centrar su estrategia en las personas y los beneficios de tener colaboradores felices.

El equipo con que cuentan se encarga de analizar la situación y desarrolla estrategias de bienestar para enamorar y atraer el talento.

El objetivo de este equipo es lograr que sea el trabajo de los colaboradores lo que convierta a la empresa en una compañía competitiva y de alta rentabilidad. Se trata de una corriente actual que centra las estrategias en el trabajador (experiencia de empleado, employee journey, etc), considerando que su productividad es directamente proporcional a su bienestar.

A nivel mundial, 82% de las compañías mejor valoradas cuenta con prácticas de gestión de estrés, 79% con iniciativas de gestión de tiempo y 71% con programas de dieta saludable.

Así pues, parece que estos directores saben cómo y dónde centrar sus esfuerzos.

Ingeniero organizacional

Este perfil centra su empeño en crear nuevas maneras de trabajar. Gracias a la tecnología, el equipo puede contar con herramientas que faciliten su día a día y les permitan estar conectados.

Existe una clara tendencia hacia inclusión de personas con discapacidad y la creación de grupos multidisciplinarios y situados en distintas partes del mundo. El ingeniero organizacional logra gestionar estos cambios y se convierte en un elemento diferenciador en los departamentos de RR.HH.

Este profesional, por último, se encarga de la optimización de tareas y la organización del trabajo como, por ejemplo, las redes de conexión y  de poder y la confianza entre los miembros.

Reclutador I.A.

Estos nuevos gestores usan la tecnología para desarrollar procesos de captación inteligentes y eficientes.

El uso de Inteligencia Artificial (I.A.) les permite predecir cual es el mejor rol para los candidatos, logrando que la empresa encuentre colaboradores-socios valiosos; ya que ahora no solo prevén el comportamiento inicial de una persona, sino el desarrollo de su carrera dentro de la compañía.

En efecto, este tipo de reclutamiento no solo se queda en la fase inicial de la vida de un empleado, sino que le hace seguimiento y plantea posibilidades de crecimiento dentro de la misma organización.

De este modo se facilita y se guía la incorporación de una persona dentro de la empresa, insertándola en una carrera. El resultado más claro es la retención del talento.

El futuro ya está aquí

Hace apenas un par de años nos habríamos extrañado muchísimo de la idea de incorporar a estos profesionales al área de RR.HH., o puede que incluso no hubiéramos creído siquiera que podían existir. Pero, como decíamos, las empresas mejor valoradas del país cuentan en sus equipos de RR.HH. con este tipo de perfiles o con personas que dominan estas habilidades. En algunos mercados tardarán un poco más en afianzar su posición, pero es importante conocerlos e ir preparando el terreno para su llegada.

Según Incipy, más del 75% de las empresas han iniciado el proceso de transformación digital en el departamento de Recursos Humanos. Pocas empresas permanecen ajenas al cambio. ¿La tuya sigue siendo una de ellas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *